Crisis de liquidez de Evergrande se agudiza en bolsa y arrastra a los principales índices mundiales

La semana comenzó con el pie izquierdo para los mercados por el temor de los inversionistas ante una eventual caída del gigante inmobiliario chino Evergrande, que amenaza con contagiar a diversos actores repartidos a nivel global. La compañía vive una crisis de liquidez con una deuda superior a US$ 300 mil millones a sus numerosos prestamistas y proveedores. Esa situación cumple un hito este jueves cuando vence el plazo para el pago de US$ 83,5 millones de un vencimiento de intereses de un bono a marzo de 2022.

La agudización de su estrechez financiera golpeó duramente a la acción de Evergrande que ayer cerró con una caída de 10,2%, en 2,28 dólares hongkoneses, en la bolsa de Hong Kong. Este es su precio más bajo registrado desde el 30 de enero de 2015, acumulando un retroceso mensual de 29,83%. La situación arrastró al índice Hang Seng de Hong Kong, que perdió 3,30%, mientras el mercado bursátil chino se prepara para volver mañana de sus feriados.

En tanto, los índices de Wall Street cerraron a la baja presionados por Evergrande y la reunión que tendrá esta semana la Reserva Federal de Estados Unidos. El S&P 500 cayó 1,70% a 4.357 puntos, mientras el Dow Jones lo hizo 1,78% para ubicarse en torno a los 34 mil. Igualmente, el Nasdaq retrocedió 2,19% hasta los 14.713 puntos.

‘En el corto plazo podríamos ver un alza en la volatilidad del mercado, ya que aún no es claro qué sucederá con Evergrande.

Por otra parte, esta situación podría dar pie para que el gobierno chino intervenga más directamente en la industria inmobiliaria, estableciendo restricciones para evitar otras situaciones como ésta. La reacción del mercado dependerá fuertemente de estas decisiones’, explica la estratega de mercado nacional e internacional de Nevasa, María Luz Muñoz.

‘El principal riesgo de corto plazo es el pánico bursátil que tanto caracteriza a los inversionistas. Además, está la constante comparación con Lehman Brothers, banco que no fue rescatado después del desplome del mercado inmobiliario en EEUU. Si ocurriese algo así en China, es bastante probable que ocurra un efecto dominó que arrastre al resto de empresas en China o a financistas expuestos a Evergrande, generando un crash importante en los mercados’, asegura el estratega de XTB Latam, Diego Mora.

La jefa de estrategia de Bice Inversiones, Mariela Bastías, explica que dado que ambos mercados accionarios asiáticos permanecerán cerrados, será importante observar cómo reaccionan las autoridades en materia monetaria, ya que uno de los riesgos sería la menor liquidez. ‘Es clave ver cómo se desarrollan estos puntos en particular, ya que, de no haber mayor intervención por parte de las autoridades chinas, la compañía podría dejar a cientos de miles de ciudadanos chinos sin solución al haber pagado parte del precio por departamentos que la compañía se había comprometido a entregar, sumado al impacto que podría generar en los proveedores de la compañía, dejando espacio para un posible riesgo sistémico de la economía china’, agrega.

Diferencias con 2008

Frente a la incertidumbre global por el futuro de la compañía, el equipo de estrategia de Sura Inversiones destaca que hay tres aspectos a considerar.

‘El mercado inmobiliario chino tiene vínculos muy menores con el sistema financiero global en comparación con el mercado inmobiliario de EEUU, donde durante 2008 era difícil no ver a un actor global relevante de la industria financiera sin exposición al valor de las viviendas estadounidenses’, plantean.

En segundo lugar, señalan que el sistema bancario de China tiene como principal accionista al Estado, ‘por lo que la forma de actuar del gobierno ante cualquier eventualidad sería mucho más rápida que la ocurrida en 2008’.

Finalmente, destacan que las autoridades globales ya tienen la experiencia de la quiebra de Lehman y lo lógico sería que su accionar fuera encauzado en evitar una situación similar.

‘El consenso apunta a una situación diferente a la de 2008 en donde será clave la respuesta de las autoridades. Si bien la estabilidad del sistema financiero global no está en jaque, las acciones de Asia emergente se encuentran sobre una presión importante’, agregan.

Los expertos aseguran que el impacto en la economía chilena podría verse principalmente en el mercado de commodities, ya que una caída del sector inmobiliario podría derivar en una menor demanda del gigante asiático por productos de construcción y vivienda como el cobre.

fuente:

Comentarios

Powered by Facebook Comments

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest