“Vamos a ver una recuperación económica antes que una recuperación crediticia”

En los próximos días se iniciará el debate en el Senado del proyecto que capitaliza a BancoEstado en US$ 1.500 millones y actualiza la ley orgánica de la entidad, con el fin de enfrentar los requerimientos de la Ley de Bancos y Basilea III. Sin embargo, junto con la adecuación a la nueva normativa, para el presidente de la entidad, Ricardo de Tezanos Pinto, igualmente relevante es lo que esa capitalización permite para ‘seguir cumpliendo el importante rol que tiene BancoEstado en financiar la actividad de la micro y pequeña empresa y la actividad de los créditos hipotecarios para la gente que compra sus viviendas’, enfatiza.

Sobre el proyecto en sí mismo, explica que establece tres fuentes de capitalización. El primero, un aumento de capital en efectivo por US$ 1.500 millones, que se complementa con la posibilidad del banco para emitir bonos perpetuos que solo pagan intereses y no dividendos a sus accionistas y una actualización de la normativa que los rige respecto del tratamiento de los impuestos diferidos cuando se constituyen provisiones por riesgo de crédito. ‘El banco, como todas las empresas públicas, está sujeto a una tasa de impuestos distinta de 25% más un 40%. Entonces, se produce una diferencia por impuestos diferidos muy grande por estas provisiones. Con el proyecto esto cambia y pasa a ser un activo gracias a que el Estado le da una garantía contingente al banco‘, explica.

Así, a los US$ 1.500 millones se suman otros US$ 2.000 millones al no realizarse la deducción tributaria y la emisión de bonos perpetuos, lo que permite cumplir hacia 2025 con los requisitos de Basilea III, en el marco de un plan de negocios a cinco años, con foco en las colocaciones en el segmento de la micro y pequeña empresa, crecer fuerte en el área hipotecaria y el acompañamiento de los clientes en las necesidades de créditos de consumo. ‘Tenemos un universo de 13 millones de clientes de CuentaRUT y hay 10 millones que operan a través de la aplicación’, señala. Sobre el último punto, el escenario para la industria bancaria y la demanda de crédito, el presidente de BancoEstado reconoce que la economía en el corto plazo está ‘en un proceso de transición, donde se están generando alternativas para poder desarrollar la actividad económica pese a las restricciones’ y donde además se aprecia una mayor liquidez.

‘Tuvimos el retiro del 10%, estamos viendo el pago de un IFE (Ingreso Familiar de Emergencia) muy universal que está llegando a 14 millones y medio de chilenos y el inicio del pago de subsidios a las pymes, todo esto permite a los empresarios contar con fuentes alternativas de recursos y una mayor cautela por parte de las personas para tomar créditos’, expresa. Dicho lo anterior, como banco, señala que ‘estamos en un compás de espera para ver una evolución más dinámica de la actividad de crédito y eso explica lo que ha pasado con las tasas de interés de las colocaciones de consumo. Entonces, quizás vamos a ver una recuperación económica antes que una recuperación de la actividad crediticia’. Esta mayor liquidez también ha tenido eco en las operaciones avaladas por el Estado: Fogape.

De Tezanos Pinto sostiene que en 2020 se financiaron 250.000 microempresas, alcanzando a la fecha las 300.000, y aunque esperan que el programa siga funcionando con un importante requerimiento, ‘quizás en estos meses que vienen la demanda por crédito de estas empresas va a reducirse un poco producto de las ayudas estatales’. Con todo, prevé que ‘debiera repuntar hacia final de año’. Las tasas largas que han comenzado a subir, a su juicio, dan cuenta de una serie de situaciones. ‘Se están anticipando presiones inflacionarias (…) por otra parte, para el retiro de fondos de las AFP se tuvieron que liquidar activos y a eso se suma la incertidumbre sobre el proceso político constitucional que está en pleno desarrollo’, subraya.

Comentarios

Powered by Facebook Comments

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest