Qué pasa en Las Condes que los departamentos tardan más en arrendarse

Un análisis de la plataforma PortalInmobiliario.com identificó cuánto tiempo tarda en arrendarse un departamento en 12 comunas del Gran Santiago, en base a los días que permanece publicado un aviso. En Estación Central, Maipú y La Florida torna entre 35 a 38 días promedio. En San Joaquín, Las Condes y Santiago Centro esta tarea puede tardar un poco más.

La tabla que acompaña esta nota muestra las variaciones entre 2020 y 2021. La explicación es evidente la pandemia trajo cambios sociales, económicos y de movilidad que repercutieron en este mercado.

Lo corrobora Reinaldo Gleisner, vicepresidente de la empresa de transacciones inmobiliarias Colliers Chile.

“Mucha gente que no era de Santiago se fue a su región de origen para teletrabajar. También hay estudiantes que no son de la Región Metropolitana y se han ido a sus casas. Eso es un contingente importante de arrendatarios. Por otra parte, el año pasado hubo una crisis económica muy severa y eso hace que la gente busque ahorrar. Uno de los gastos importantes es el arriendo”, analiza.

Teodosio Cayo, gerente general de Arenas & Cayo, explica que las comunas que han experimentado mayores disminuciones en los días de publicación son aquellas en que se ha visto un ajuste en los valores de arriendo a la baja.

Se arriendan rápido

Estación Central es una comuna que presenta buenos índices respecto a los tiempos de arriendo de departamentos.

Gleisner precisa que se debe a su oferta de edilicios densos.

“Son la respuesta a una demanda muy importante de gente de menores ingresos. Esta comuna es la que tiene mayor proporción de inmigrantes y muchos de ellos hoy están recuperando su trabajo”, fundamenta.

Claudio Retamal, analista senior de PortalInmobiliario.com, reconoce que esta comuna se vio duramente afectada el año pasado motivo de la pandemia.

“El año pasado el mercado estuvo muy lento, se aplicaron medidas sanitarias que dificultaron las mudanzas. Por otro lado, mucha gente perdió su trabajo y tuvo que dejar su departamento. Además, Estación Central y Santiago Centro son comunas muy solicitadas por estudiantes y jóvenes profesionales que están recién iniciándose en el mundo laboral. Muchos de ellos volvieron a sus lugares de orígenes. Eso se traduce en más cantidad de días que tiene que esperar el dueño o el corredor para que el departamento encuentre algún interesado”, complementa.

Maipú, por su parte, vuelve a recuperar los ritmos normales de arriendos. Llegó a 45 días de demora en el cuarto trimestre del 2020, lejos de los 30 del primer trimestre de ese mismo año. Ahora, el promedio es de 36 días de espera.

“Antes de la cuarentena estaba siendo una comuna con mucho dinamismo y nueva oferta inmobiliaria. Maipú tiene buena conectividad, varios servicios, por eso es muy interesante para los usuarios. Ahora estamos viendo un efecto rebate: subió mucho la espera y ahora está recuperando su dinamismo normal”, declara.

Comunas céntricas como Santiago Centro y Estación Central, también aledañas corno Independencia y San Joaquín, han tenido caídas en los precios de arriendo.

“El año pasado superaron el 1095 de caídas y este año se han atenuado un poco, cayendo entre 5 y 7%”, añade.

Las Condes no baja

Los tiempos de espera en Ñuñoa, Providencia y Las Condes subieron en cuarentena y este primer trimestre de 2021. no muestran una recuperación importante.

“En Las Condes hay un problema en los montos de arriendos. Su mercado ha sido el menos sensible de ajustar los cánones de arriendos, por eso está siendo más difícil de arrendar. En comunas más céntricas los cánones de arriendo han bajado entre 10 y 20%”, manifiesta Gleisner.

Por otro lado, Retamal cree que esto puede estar asociado a que las personas hoy no están tan interesadas en vivir cerca de sus lugares de trabajo.

“Muchas comunas del sector oriente tienen una marcada demanda al tratarse de polos de oficinas. Antes había una fuerte demanda por estos sectores. También hay un tema de precios. Ante situaciones económicas que no son tan favorables, estas comunas al ser más caras pasan ser de menos prioridad: la gente busca vivir en lugares más baratos. Las familias ante esos dos factores priorizan otras zonas”, argumenta.

¿Y Santiago?

“El estallido social y las protestas que siguen sucediendo puede influir en que las personas busquen vivir en zonas más tranquilas. También era un sector más demandado porque ahí estaban los polos de oficina. Pero ahora no es tan esencial”, enfatiza.

Comentarios

Powered by Facebook Comments

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest