Bolsa chilena logra alza de 4% en un primer semestre marcado por la elección de constituyentes

La elección de constituyentes marcó un antes y un después en el mercado chileno en el primer semestre de 2021. A tres días de que se termine la primera mitad del año, el principal índice de acciones chilenas, el S&P IPSA, acumula un alza de 4%, hasta los 4.349,51 puntos. La bolsa todavía no recupera el nivel que exhibía antes de la votación de mayo y registra una baja de 11% en el segundo trimestre. No obstante, el alza de 17% que tuvo entre enero y marzo le permite cerrar los primeros seis meses de 2021 en terreno positivo.

‘En la bolsa local tuvimos hasta abril buen momentum y un gran desempeño. Esto fue liderado por la velocidad del proceso de vacunación, el alza en el precio de los commodities y los buenos resultados corporativos en bancos y retail -explicados por los retiros de las AFP y paquetes de ayuda-‘, explica la directora de research en Credicorp Capital, Carolina Ratto.

Pero la situación cambió el segundo trimestre (abril, mayo y junio). ‘El desafiante entorno político finalmente caló en el precio de las acciones, luego de la elección de constituyentes de mayo, que marcó el rumbo hacia un escenario de cambios más profundos’, añade Ratto.

Dentro de este panorama la acción de Vapores fue la de mejor rendimiento en el semestre, con un alza de 103%. Mientras que el mayor retroceso lo exhibe Engie Energía Chile, con una baja de 31%.

La volatilidad del dólar

El tipo de cambio chileno también cuenta dos historias distintas en un semestre en el que subió $ 23, cerrando en $ 733,84 el viernes. En mayo, el dólar en Chile bajó a $ 695, según datos de Bloomberg, gracias al impulso que recibió el peso chileno por el cobre, que escaló hasta un nuevo récord histórico de US$ 4,86 la libra.

Después, la caída del dólar se revirtió. En junio el billete verde casi toca los $ 750, pero se estabilizó en $ 730. El cobre corrigió desde su máximo histórico a US$ 4,28 la libra.

El segundo tiempo

El segundo semestre comienza a jugarse esta semana y en el mercado anticipan que estará marcado por la contingencia política. ‘El próximo semestre estará enfocado en el ambiente político, la salida gradual de las cuarentenas y un aumento del gasto en servicios. Por el exceso de liquidez y escasa mano de obra, los datos de inflación serán indicadores muy seguidos’, señala el subgerente comercial de Avante AGF, Felipe Derado.

Ratto también coincide en el análisis, ‘creemos que la política seguirá siendo protagonista a pesar de que la actividad económica seguirá con gran dinamismo’.

Desde su oficina en Zúrich, Suiza, el director de asesoría y productos para las Américas del banco Julius Baer, Esteban Polidura, tiene otra mirada. ‘Una recuperación económica más lenta de lo esperado en China, el mayor usuario mundial de metales básicos y el principal socio comercial de Chile supondría un riesgo a la baja para sus estimaciones de crecimiento’.

La apuesta por bancos y consumo

La economista de Mazars, Gabriela Clivio, espera que la bolsa presente menores fluctuaciones que el primer semestre, aunque la política seguirá en el centro del mercado. ‘Estamos dejando atrás el clima político más hostil y eso puede dar soporte a la bolsa’.

Mientras que la estratega de mercado nacional e internacional de Nevasa, María Luz Muñoz, espera que ‘el consumo continúe fuerte gracias a la enorme liquidez del mercado. Tenemos malls con valoraciones muy castigadas, pero con las reaperturas podrían ser muy interesantes.

Cencosud, dentro del retail, es más defensiva, ha mejorado su nivel de deuda y ha implementado una exitosa estrategia digital con Cornershop’. Los bancos también serían una buena apuesta. ‘Cuentan con valuaciones atractivas. Han mostrado una gran solidez, con la aceleración de la economía podríamos ver mejores márgenes y menores riesgos en sus carteras de crédito, además de un mayor foco hacia la digitalización, como en el caso de Santander’, agrega Muñoz.

No obstante, Polidura advierte que ‘las valoraciones bajas ya no son suficientes para atraer flujos a los mercados de valores. Los inversionistas están buscando tasas de crecimiento aceleradas’. Ese tipo de compañías son escasas en la bolsa chilena.

Nuevo tipo de cambio

En cuanto al mercado cambiario, a raíz del riesgo político y el deterioro en las cuentas macroeconómicas de Chile, Bci Estudios elevó recientemente su estimación para el dólar en 2021 de $ 700 a $ 715.

‘El tipo de cambio va a estar muy influido por lo que pase en EEUU y con los commodities’, proyecta Clivio.

Comentarios

Powered by Facebook Comments

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest