​Tasaciones inmobiliarias han aumentado un 59%

De acuerdo a un análisis realizado por Colliers, se ha registrado un fuerte crecimiento de las tasaciones de viviendas en los últimos meses. Esto, como consecuencia de diferentes situaciones generadas a raíz de la pandemia.

“En el cierre del primer trimestre del año registramos un aumento del 30% de las tasaciones. La demanda sigue creciendo, y en lo que va de los 5 primeros meses del año, el incremento llega a un 59%”, señala Fabiola Barna, Gerente del Área de Tasaciones Bancarias de Colliers.

La ejecutiva señala que las personas en general, quieren tasar para comprar una propiedad más amplia, con el objetivo de poder albergar todas las necesidades que hoy cumple una vivienda (oficina, estudios, recreación). Otros desean comprar una propiedad para inversión, principalmente departamentos de menores superficies ubicados cerca de estaciones de Metro en sectores normalmente de alta densidad. Por otro lado, hay personas que solicitan una tasación para saber el valor de venta de su vivienda y vender acorde al mercado actual, para posteriormente comprar una propiedad en otra localidad (fuera de Santiago) o bien una propiedad de menor valor, ya que requieren liquidez debido a problemas financieros”.

Según el análisis, las comunas donde más han aumentado las tasaciones son Puente Alto, Las Condes, Ñuñoa, Maipú y Providencia, principalmente por su buen nivel de conexión urbana y equipamientos.

De acuerdo a Bernardita Latorre, Gerente del Área de Tasaciones de Activos Fijos de Colliers, constantemente las comunas y sectores, cambian y el valor de una propiedad no solo se define por su condición, sino que también por lo que pasa en su entorno. Al determinar el valor de una propiedad se deben considerar las externalidades positivas y negativas que puedan incidir.

“Hay lugares que se han mantenido más o menos estables sin grandes cambios, por lo que el valor de un inmueble puede no presentar diferencias significativas de un año a otro, pero si el barrio cambia hay que analizar si los cambios generan una plusvalía o una baja en el valor. Por ejemplo, la instalación de actividades molestas, basurales, tomas de terrenos, entre otros, pueden generar una baja en la demanda y, por lo tanto, un ajuste de los valores a la baja. Por el contrario, áreas verdes, acceso a equipamiento, servicios y comercio pueden generar una mayor demanda y mejores precios”.

Latorre explica que “dado el escenario actual de la economía producto de la pandemia y las tasas bajas de interés, se han visto muchas operaciones de refinanciamiento, donde es posible considerar las plusvalías que las propiedades hayan experimentado durante este proceso, para hacerlo es necesaria una tasación que valide el valor actual de la propiedad”.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest