Proyectos de altura revitalizan barrios históricos de Santiago

En los últimos años, varias inmobiliarias han comenzado a construir proyectos de altura en barrios históricos de Santiago que, de alguna manera, habían quedado rezagados en anteriores procesos de regeneración urbana y que, a la luz de la nueva infraestructura de transporte, han vuelto a relucir y se han instalado en la mira del desarrollo inmobiliario.

Según AGS Visión Inmobiliaria, este fenómeno se observa en sectores como Pedro Montt o Rondizzoni (al sur del Parque O’Higgins); Franklin (Av. Ñuble, Santiago sur); Plaza Zañartu (Ñuñoa al sur de Estadio Nacional), y Buzeta (Cerrillos norte, en torno a la estación del metro). ‘Estos nuevos barrios inmobiliarios que hemos identificado surgen de la conversión del uso de suelo industrial, comercial o residencial de baja intensidad a residencial-mixto en altura’, explica el director comercial Rodrigo Aravena.

Agrega que con ello se logra una renovación generacional y mayor integración de segmentos medios-altos en barrios que se habían comenzado a deteriorar funcionalmente.

‘Son barrios céntricos, que cuentan con muy buena infraestructura de transporte; ejes de nuevas líneas del metro y troncales de RedBus. Han venido a repoblar los servicios ya existentes en estos barrios, donde se destacan áreas verdes que históricamente habían ido quedando relegadas y en abandono, como plazas o parques vecinales’.

Johanna Zamorano, gerenta de Captación de AGS Visión Inmobiliaria, señala que estos aspectos representan un atractivo para familias que desean vivir bien conectadas y con acceso a equipamientos cercanos. ‘Son barrios que han sufrido procesos de cierto abandono y letargo por mucho tiempo, pero que tras la irrupción de nuevos proyectos residenciales vuelven a revitalizar, atrayendo nuevas personas a vivir en ellos. El desafío actual de cada municipio es responder a esa nueva población, iniciando procesos de remodelación del espacio público adecuado a las nuevas necesidades’.

GRAN OFERTA

En los barrios identificados por AGS hay una gran oferta de venta y arriendo de viviendas nuevas, inexistente hace cinco años. ‘El mercado redescubrió estos barrios, lo que representa un gran potencial de repoblamiento y, a su vez, un desafío que pone a prueba las políticas de repoblamiento planificadas por la autoridad local’, indica Aravena.

En el sector de Plaza Zañartu (Ñuñoa), por ejemplo, existen al menos 30 proyectos aprobados y 16 en construcción. Esta zona se caracterizaba por albergar grandes industrias, muchas obsoletas, lo que incidía en la inseguridad de sus espacios públicos, especialmente de noche. Hoy se pueden encontrar inmobiliarias de trayectoria como Aconcagua, Surmonte, Norte Verde, Sinergia, Exxacon, Avsa, Pilares, Inmobilia, CBS-Ingevec, RVC, Socovesa, PY, entre otras. La oferta es principalmente de 1 y 2 dormitorios, adecuados al promedio de viviendas por habitante predominante actualmente (dos a tres personas por vivienda).

En la zona de Pedro Montt, al sur del Parque O’Higgins y Franklin, en el eje Ñuble, también se observaba una vocación más bien comercial e industrial en visible abandono y que se ha visto revitalizada con la irrupción de nuevos proyectos de mediana altura (siete a nueve pisos). La oferta oscila entre departamentos de uno y dos dormitorios, lo que se condice con la demanda en los sectores centrales de la ciudad. Algunas inmobiliarias que están presentes son Icuadra, Norte Verde, Fundamenta, Surmonte, entre otras.

El barrio Buzeta, al norte de la comuna de Cerrillos, con una vocación históricamente residencial, ha mutado a lo largo de los años. Si bien hasta hace poco solo se veían talleres y bodegas comerciales, la llegada de la línea 6 del metro y su cercanía al centro de Santiago han atraído a numerosos inversionistas. Hoy cuenta con más de 10 proyectos con permiso de edificación y tres edificios en venta. La oferta es similar a los otros barrios, considerando solo unidades de 1 y 2 dormitorios, y Deisa, Grupo Santolaya, Arauco Inmobiliaria son algunas de las inmobiliarias que están trabajando.

NUEVA VIDA

Una de las grandes ventajas de los nuevos asentamientos es que utilizan de mejor forma la infraestructura instalada, haciendo más rentable socialmente la inversión fiscal. ‘El metro, la red de buses, ciclovías, parques y todo el espacio público se revitaliza, haciendo más eficiente la operación de la ciudad. Los viajes se acortan y se realizan de forma multimodal, los barrios abandonados se repueblan e ingresan nuevos segmentos etarios y socioeconómicos; en fin, los barrios adquieren nueva vida’, destaca Johanna Zamorano.

Rodrigo Aravena añade que en cualquier urbe con la población existente y proyectada de la Región Metropolitana, se debe priorizar y vigilar el desarrollo tanto en extensión como en densificación. ‘La sustentabilidad de la ciudad como la calidad de vida de su población responde a factores tan importantes como la infraestructura que acompañen estos nuevos asentamientos. Si bien y dada la contingencia, existe un gran número de personas que puede vivir en la periferia y tiene los recursos para movilizarse de manera particular, la gran mayoría no posee ese privilegio, por ello, la mejor opción para garantizar una mejor calidad de vida es vivir en zonas más centrales que le permita gozar de todo aquello’.

Comentarios

Powered by Facebook Comments

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest