“Habrá comunas beneficiadas” por impacto de Covid-19

En el sector de clase media no se ha visto una caída considerable en los precios. Por el contrario, se han evidenciado mejoras en las condiciones de compra, más plazo para pagar el pie, la posibilidad de dejarlo para otro proyecto si es que el comprador queda en pausa laboral o pierde el trabajo, devoluciones inmediatas del pie en ciertos casos, entre otros.


Esto, se debe fundamentalmente a la escasez de propiedades a la venta en el corto plazo, ya que, desde la crisis social del 18 de octubre, las inmobiliarias no han ingresado nuevos proyectos. Este primer semestre, incluso, se ve una considerable baja en el registro de ante proyectos y permisos de edificación, por lo que la oferta será por un largo tiempo; mientras que el stock que hoy existe y la necesidad de nuevos hogares no disminuirá en la misma proporción.


Sin duda hay una ralentización de las ventas, sobre todo en el sector oriente, pero en la medida que pase la incertidumbre que genera el Coronavirus, los niveles de venta volverán a un ritmo más estable y el stock no aumentará.


Pensemos en la crisis subprime, cuando el nivel de ventas aumentó de manera considerable. En Santiago, el 70% de la masa laboral trabaja en el sector servicios –bancos, compañías de seguros, AFP, entre otros- donde no se ha visto despedidos ni adherencias a las suspensiones de trabajo.

Justamente, son estos trabajadores los mayores compradores de vivienda en Chile, ya sea para habitar o invertir. Si esta situación no cambia y estos sectores mantienen los empleos, lo que habrá a fin de año y a principios del próximo, será una demanda que superará con creces la oferta existente.


Sin duda, habrá comunas beneficiadas, como las que tienen zonas de ofertas de servicio, trabajo y educación, combinada con propiedades de buena calidad y precios menores a las UF4500, como La Florida y Maipú.

El autor es presidente de KMA e ICalma Inmobiliaria (La Tercera)

Comentarios

Powered by Facebook Comments

Site Footer