Cómo sobrellevar el frío en cuarentena y evitar que las cuentas se nos disparen

Retener el calor

En cuanto a la calefacción, si cuenta con estufas eléctricas, lo ideal es mantener puertas cerradas de los espacios que no se utilizan. No es necesario calefaccionar los lugares de tránsito como el baño, cocina o habitaciones en desuso, ya que el calor se dispersará, y tomará más tiempo calentar el lugar, generando un gasto extra de luz.



Iluminación inteligente

Este aspecto también representa un gasto relevante en las viviendas durante los períodos de bajas temperaturas. Un primer paso para reducirlo es utilizar ampolletas de poco consumo, aunque es muy importante también aprovechar la luz del día lo más posible y no dejar luces encendidas en zonas de la casa que no se estén ocupando.



Eficiencia energética

Son muchos los arrendatarios que se alarman por el alza de los gastos comunes en invierno, sin percatarse de su real motivo, el cual responde únicamente a los factores agua, gas y electricidad que se consume en esta época del año.

Sin embargo, hay medidas que permiten una mayor eficiencia energética para la comunidad como, por ejemplo, regular la temperatura de las calderas del edificio entre 41 ºC y 42 ºC, y evitar el sobrecalentamiento de agua que solo consume más gas.



Priorizar los horarios

En caso de que el agua caliente funcione con termo, se sugiere configurar la temperatura para no sobrecalentarla y ajustar los tramos de funcionamiento (con un reloj) según los horarios reales de uso. También se debe considerar que la tarifa cambia según la hora, por lo que hay que aprovechar el tramo de baja para usar la lavadora —por ejemplo— o dar más potencia a la estufa.

Se recomienda además mantener la temperatura durante el día, en modo económico, ya que resulta más barato que calentar desde cero. (El Mercurio)

Comentarios

Powered by Facebook Comments

Site Footer