Consejos para combatir el dolor de espalda mientras trabajas desde casa

1. Caminar

El cuerpo humano evolucionó para llevar una vida activa, no para estar sentado durante horas, por lo que nuestro esqueleto necesita movimiento para mantenerse saludable.

Entonces, al contrario de lo que muchos creen, una de las mejores maneras de lidiar con el dolor de espalda es mantener el cuerpo en movimiento. De hecho, el guardar cama no está recomendado para aliviar esta dolencia, explica la Clínica Mayo.

“Caminar es una muy buena manera de darle movimientos pequeños y rítmicos a los tejidos de la columna y mantenerla saludable”, explica Alishah Merchant, fisioterapeuta de Rebalance Sports Medicine, en Canadá.

2. Estirarse y hacer ejercicios

Párate de la silla y estírate cada una hora (durante cuatro o cinco minutos). Puedes programar una alarma para que no te olvides de hacerlo.

También puedes realizar ejercicios sencillos que eviten que la columna se anquilose.

Echarse de espaldas, doblar las piernas y usar las manos para llevarse las rodillas flexionadas al pecho. Practicar yoga o pilates también son buenas opciones para desarrollar fuerza muscular y flexibilidad en el tronco.

3. Trabajar parado

La doctora Merchant cree que es importante “tener variabilidad” de posturas mientras se trabaja en casa.

“Puedes arreglar un lugar en el que trabajes de pie (con la computadora a una altura adecuada), para que puedas pasar la mitad del tiempo sentado y la otra mitad parado”, dice la experta. La alternancia entre estar de pie y sentado puede aliviar la presión sobre la espalda y el cuello.

4. Elevar la computadora si estás sentado

Cuando trabajas sentado, tu cabeza, hombros y cuello no están en la posición más ideal.

“Así que tal vez puedas usar algunos libros para elevar un poco la laptop o la computadora, para que la pantalla esté alineada con tu vista”, sugiere la doctora. Además, evita encorvarte.

En general, asegúrate de que tu estación de trabajo en casa sea lo más parecida posible a tu lugar de trabajo normal o que sea al menos ergonómicamente apropiada. Así que evita trabajar desde el sofá o desde la mesa de la cocina, dice.

5. Usar soportes para la zona lumbar o espalda baja

Si te sientas en una silla con respaldo, puedes enrollar una pequeña toalla y ponerla en la silla a la altura de la zona lumbar.

“La toalla obligará a tu espalda baja a mantenerse en una buena posición (a mantener la curvatura normal) y evitará que te sientes sobre el coxis”, dice Merchant. Recomienda también mantener las caderas y las rodillas al mismo nivel.

6. Fisioterapia

Si los dolores no desaparecen después de hacer todas estas cosas, tal vez tengas que consultar con un fisioterapeuta. (bbc.com)

Comentarios

Powered by Facebook Comments

Site Footer