5 tips para hacer que tu dormitorio luzca más grande

Espejos que aporten profundidad: Un clásico a la hora de ampliar espacios es el uso de un espejo. Nosotros decidimos donde lo queremos poner en función del sentido en el que queramos dar profundidad a la estancia, normalmente interesará colocarlo en paralelo a la pared más larga y en perpendicular a la estrecha para agrandar visualmente lo más pequeño.

Colores en contraste: Algo parecido podemos hacerlo con contraste de colores. En vez de pintar toda la habitación de un color, podemos pintar en un tono oscuro de impacto una pared y en tonos claros, especialmente en blanco, el resto.

Murales de impacto con efecto: Una idea más original es la de utilizar un mural que proporcione ese efecto. La impresión de hoy en día en papeles pintados tiene un calidad maravillosa y si elegimos la imagen acertada podemos lograr que se muestre como una prolongación del espacio real.

Líneas: Otra idea en la misma línea del contraste de color es el uso de rayas en la pared o en el suelo. Al igual que sucede con la ropa, en decoración las líneas horizontales o verticales pintadas nos permiten estilizar o acortar la dimensión que queramos. Incluso si el suelo es de madera (o imitación) es importante pensar en que sentido se colocan las “tablas” para lograr el efecto de amplitud en la dirección deseada y no al contrario.

Menos es más: Si acumulamos muchas cosas a la vista en un espacio la sensación de agobio es mayor, mientras que si reducimos el número de elementos a la vista tenemos sensación de más amplitud. Son imprescindibles los muebles, pero elegidos en base a una buena planificación y sin sobrecargarlos.(decoración.trendencias.com)

Comentarios

Powered by Facebook Comments

Site Footer