¿Qué va a pasar con el negocio inmobiliario?

Recientemente hemos escuchado esta pregunta, en medio de las manifestaciones que, por naturaleza, generan incertidumbre en la población; sin embargo, durante estas semanas hemos visto que los factores que inciden en el mercado inmobiliario -uno de los más estables en Chile- se han comportado de una manera en la que solo podemos hacer un llamado a la tranquilidad. En detalle, todo va así:

Demanda: la intención de vivir cerca del trabajo se mantiene y ahora más que nunca, debido a lo complicado que puede ser movilizarse. Además, mientras haya migración, habrá demanda.

Factor metro: si bien algunas zonas fueron afectadas, la mayor parte de las líneas principales del metro continúan en funcionamiento y la proyección es la recuperación total lo más pronto posible.

Tasas para créditos: el momento histórico de las tasas bajas se ha mantenido. Desde un principio, la intención de estas bajas ha sido propiciar la inversión que, a su vez, es motor de la economía y la recuperación del país, por lo que no conviene para nadie que no se mantengan tal como están.

Inversores: aunque los horarios de atención en las salas de venta han sido reducidos, el interés de los inversores sigue creciendo y los cierres se siguen concretando.

Tendencia natural: el alza de los precios en el tiempo es inherente a los inmuebles, debido al crecimiento de la población y a la escasez de suelo, por lo que el valor de un departamento siempre va a tender al alza.

Sin dudas, el negocio inmobiliario sigue siendo la mejor opción para multiplicar activos, generar patrimonio, asegurar el presente y el futuro.

Comentarios

Powered by Facebook Comments