Vecinos de San Miguel no quieren guetos verticales

Vecinos en la comuna de San Miguel denunciaron la construcción de 29 edificios en un predio que pertenecía al Consejo de Defensa del Niño (ex Ciudad del Niño), colindante a sectores residenciales que históricamente se han caracterizado en dicho sector capitalino.

Aunque solo siete de las 29 edificaciones ya han sido entregadas a sus dueños, residentes del sector denuncian que están viendo mermada su calidad de vida. Saturación del comercio, congestión vehicular, vía pública, problemas con la presión del agua y otras xxxxx son denunciadas.

Apoyados por el concejal de San Miguel, Ernesto Balcázar, no descartan movilizarse para que el municipio, la inmobiliaria Maestra y la empresa Aguas Andinas, resuelvan las dificultades que han traído dichas edificaciones, convirtiéndose en una nueva área de “guetos verticales”.

El concejal señaló que espera que la Justicia detenga los anteproyectos aprobados por la administración anterior, pero que aún no son vendidos a las inmobiliarias para que continúen instalando similares edificaciones. (radio.uchile.cl)

Andrea Villa, ejecutiva de ventas de Reistock, comenta lo siguiente:

Es necesario fijarse en el plan regulador de la comuna porque la comuna de San Miguel es una de las primeras cinco comunas con mejor calidad de vida en todo Santiago. Además, hay que fijarse en el plan regulador para que se pueda evitar lo que pasó en la comuna Estación Central.

Andrea es de la opinión de que debe haber un límite en cuanto a la altura de los edificios. Tiene que ser amigable. No tan restrictivo porque las inmobiliarias deberían seguir invirtiendo en dichas comunas para que puedan empezar a embellecer. No tan permisivo porque afecta la comuna también. La comuna podría perder su atractividad si la gente deja de ver verde y empieza a ver solo concreto, cemento y puros edificios.

Pero, sin embargo, las comunas con más y más edificios van a empezar a colapsar, así como ya está la situación en las horas puntas de Chile en la Línea 2 del Metro. En la línea, que pasa por la comuna de San Miguel, tienes que esperar hasta tres o cuatro trenes para poder subir.

Además, Andrea considera que los vecinos también tienen que contribuir su parte para cuidar su comuna en p.ej. involucrarse con la dirección de las obras municipales. Con el objetivo de que los vecinos sepan lo que está permitido en la comuna y lo que no es. 

En conclusión: “Que siempre sea amigable, ni restrictivo pero tampoco tan permisivo.”

Comentarios

Powered by Facebook Comments

Site Footer