Seis consejos para ser inversionista inmobiliario

El Diario Concepción entrevistó a Isabel Palma de la Inmobiliaria FG y puso en resumen seis buenos consejos para entrar a este preciado rubro: ‘El mercado inmobiliario se ha perfilado siempre como un interesante mecanismo de inversión, con plusvalía y rentabilidad bastante asegurada, y mínimos riesgos, dado el estable historial económico de nuestro país’, señaló.

1.- Riesgo v/s Rentabilidad: Piense que, a mayor riesgo, mayor rentabilidad. Hay inversionistas que buscan poner sus fichas en sectores muy ‘calados’ o comprobados, pero los llamados ‘inteligentes visionarios’ apuestan por sectores menos típicos, en etapa de desarrollo, de despegue, o en regiones.

2.- ¿Dónde comprar?: Los sectores clásicos suelen tener más demanda de arriendo, pero también más oferta. A veces resulta más interesante elegir sectores con un déficit de unidades para renta, con tasas de vacancia menores que en sectores tradicionales, que aseguran una gran plusvalía futura, porque el barrio está en vías de consolidarse como un polo de servicios o comercial, o donde se proyecten nuevas obras de infraestructura.

3. -¿A quién comprar?: El historial y reputación de las empresas detrás de los proyectos es importante. Privilegie las que cuentan con respaldo histórico en cuanto a calidad, que construyen pensando en el futuro. No es un tema menor verificar credenciales de quien nos está vendiendo una casa o departamento nuevo.

4.- ¿Qué proyecto elegir?: Prefiera empresas que construyen usando un Máster Plan. Opte por proyectos con visión a largo plazo. En el proceso de construcción del resto del barrio la empresa buscará siempre ir sumando cualidades al proyecto, lo que finalmente aumentará también la plusvalía de las viviendas de quienes compraron primero, a menor valor.

5.-Decida: Si la inversión es para renta, es importante determinar quién administrará la propiedad. Las opciones son uno mismo, una corredora o la propia inmobiliaria.

6.- Calcule: El pago de gastos comunes (GC) es asumido por el arrendatario y no representa ninguna ‘ganancia’ para el propietario. Por ende, ‘es preferible elegir inmuebles con bajos costos de operación y construidos con eficiencia energética, lo que se traduce en Gastos Comunes más bajos y mayor atractivo para un arrendatario’, dice Palma.

Comentarios

Powered by Facebook Comments