Las puertas como elementos decorativos

Están aquellas que son solo de madera, aportando calidez a los espacios, y también están las que combinan este material con otros, como por ejemplo, acero, lo que les confiere un sello especial y moderno en materia de diseño.

Asimismo, algunos interioristas optan por usar puertas interiores blancas y lisas, que potencian la luminosidad de los recintos, y otros las prefieren de igual color pero con ciertos detalles que les dan un toque ‘vintage’ y que sale de lo común. Otra alternativa está dada por las puertas pintadas de otros tonos, que dependerán del estilo de cada quien, abarcando desde colores clásicos como beiges, grises y tonos pastel, hasta otros más intensos o vanguardistas.

Otro material interesante es el cristal, que potencia la idea de transparencia de un lugar y da una sensación de mayor amplitud a los ambientes.

En cuanto al tipo de apertura y cierre de una puerta interior, están los modelos abatibles o batientes de una cara, ideales para todo tipo de espacios, o dobles, que brindan elegancia. Además, están los de corredera o corredizos, altamente convenientes en lugares pequeños, ya que permiten optimizar el espacio y se integran fácilmente a la decoración.

Finalmente, están las puertas plegables, que también permiten aprovechar mejor los espacios, pero que, a diferencia de algunas correderas, no necesitan la realización de obras. Son de fácil instalación y se puede modificar su tamaño añadiendo o quitando paneles, adaptándose así a todo tipo de proyecto.

Los productos de quincallería, tales como cerraduras -destacando en este caso pomos y manillas-, golpeadores y bisagras, entre otros, no solo son fundamentales para el correcto funcionamiento de las puertas, sino que también contribuyen a la estética de estas y de los recintos.

Los materiales más habituales en esta área son el bronce, el cobre, que entregan un toque clásico y de distinción, y el acero inoxidable, que brinda un toque más contemporáneo y vanguardista, y que sobresale por su gran duración y fácil mantención.

Otro producto clave en materia de puertas a la hora de potenciar la seguridad, son las cerraduras. Las hay de distintos tipos, tradicionales y electrónicas, con diversos diseños, tecnologías y prestaciones. (EMB Construcción)

Comentarios

Powered by Facebook Comments