Desventajas de adquirir viviendas usadas

-Una vivienda usada se puede comprar a un valor entre 10% y 20% menor que una nueva de similar tamaño y ubicación, pero los costos por pagos pendientes, arreglos o remodelaciones podrían terminar significando un gasto mayor.

-Las edificaciones previas al año 2000 suelen ser heladas en invierno y sofocantes en verano: ese año un decreto del Ministerio de Vivienda (Minvu) aprobó una modificación a la Ordenanza General de Construcción y obligó a las constructoras a mejorar la aislación térmica.

-Los inmuebles construidos desde el 2007, también por un cambio decretado entonces por el Minvu, disfrutan de mejor aislamiento acústico. Desde esa fecha, tanto paredes como pisos, deben tener alguna aislación acústica que disminuya como mínimo a 45 decibeles el ruido aéreo provocado por los vecinos y a 65 decibles si el ruido es causado por cualquier impacto proveniente del exterior.

-Si una vivienda es muy antigua, de las décadas 50 o 60, hay que revisar sí o sí el sistema eléctrico porque el nivel del amperaje de viviendas se ha ido modificando de acuerdo al consumo.

-Las viviendas usadas no tienen garantía si aparecen desperfectos, mientras que las viviendas nuevas tienen garantías de 10, 5 y 3 años dependiendo de las fallas.

-Desde el 2010, las regulaciones antisístimas aumentaron su nivel de exigencia, por lo que las viviendas construidas a partir de ese año deberían ser más seguras en ese sentido. (Las Últimas Noticias)

Comentarios

Powered by Facebook Comments

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest