La tecnología y la seguridad urbana se unen en Santiago

Tras el último evento meteorológico que azotó a la ciudad y provocó que macizos se desplomaran sobre casas, calles y por ende, tendidos eléctricos, la empresa chilena Sercotal, se dió a la tarea de realizar auditorías a municipios como Ñuñoa y Providencia.

Dicha empresa afirma que además del viento y la lluvia, la mala condición en que se encuentran los árboles también es responsable de la caída y la misma se podría prevenir implementando la tecnología. Además de la inspección visual, la empresa utiliza tomógrafos vegetales que se adhieren al árbol y cuantifican el estado interno de la madera a través del sonido; en el caso de las ramas y los ganchos del mismo, utilizan una especie de aguja de 2 milímetros llamadas resistógrafos.

Tras el análisis, Sercotal genera un informe con la data y las respectivas recomendaciones que aporta la empresa, las suben a su aplicación llamada Arbotag para que la municipalidad pueda acceder a dicha información y de esta manera tomar acciones, para finalmente crear una  base de datos o censo. Esta tecnología ha permitido que, aproximadamente, 15 mil árboles de Las Condes tengan una “ficha médica”, ya que la app puede ser utilizada por los residentes de las comunas y mediante un código QR  instalado en los árboles, pueden acceder a la información del mismo, radiografías e incluso gráficos relacionados al estado de los macizos. 

Comentarios

Powered by Facebook Comments