Inmobiliarias incrementan su presupuesto para la compra de terrenos

Firmas constructoras coincidieron en que un factor determinante a la hora de escoger un paño es la conectividad que tenga el sector y se enfocan fundamentalmente en sectores medios.

Pese al escenario de menor crecimiento que se observa en el sector de la construcción –según el último Imacon, la industria sólo creció 1,1% a marzo- y el ambiente de incertidumbre jurídica que lo rodea, las inmobiliarias no dan su brazo a torcer.

Aconcagua –brazo inmobiliario de SalfaCorp-, el alza es la más notoria, ya que reportó un crecimiento de 70% en su presupuesto para estos fines.

El gerente comercial de la inmobiliaria, Rodrigo Abufon, señaló que los proyectos que desarrollarán en los paños adquiridos ‘en su gran mayoría irán enfocados en segmentos medios.

Agregó que ‘los principales aspectos que privilegiamos en la compra de terrenos, tanto para casas como departamentos, están asociados a las condiciones de conectividad. Por ejemplo, cercanía al Metro, locomoción colectiva, autopistas urbanas e interurbanas y acceso a servicios como bancos, colegios y supermercados’.

Así, las comunas donde buscarán terrenos para levantar edificios son Santiago Centro, San Miguel, Ñuñoa, La Cisterna y San Joaquín; y para casas, Colina (Huechuraba), Puente Alto y Padre Hurtado.

En tanto, Paz Corp subió cerca de 43% la inversión destinada, a terrenos alcanzando los US$ 80 millones. De ellos, cerca de US$ 20 millones se ocuparán para la operación en Perú. Y tanto en Chile como en el país vecino, los proyectos a desarrollar irán enfocados a los segmentos medios de la población.

‘En Chile las compras estarán destinadas a las comunas donde tradicionalmente hemos desarrollado proyectos. Es decir, aquellas con muy buena accesibilidad al transporte pública, calidad de servicios y cercanía a centros educacionales, entretención y cultura.

En Siena la inversión creció un 30% en comparación al 2018, con foco en el segmento medio alto y C1C2. Así, miran comunas del sector oriente como Las Condes, Vitacura y Providencia, y también San Miguel, Ñuñoa y Macul.

Además de la conectividad y acceso a servicios, la gerente comercial de la firma, Ana María del Río, comenta que a la hora de buscar un paño, la potencialidad de que sea de uso mixto es relevante.

‘Un atributo importante es poder contar con un parque al interior del proyecto, o bien desarrollos de uso mixto que entreguen al barrio una mejora en servicios y equipamiento.

También privilegiamos barrios residenciales con un nivel de equipamiento consolidado y otros con posibilidades de ser futuros centros urbanos, por la densidad de población y proyección de servicios, y por el transporte público que los impulsen’, explica del Río. En el caso de la constructora Moller y Pérez-Cotapos, que actualmente lidera Ramón Yavar, este 2019 invertirán US$ 80 millones en la adquisición de terrenos, cifra ‘similar a la del año anterior’.

Los paños se utilizarán para desarrollar proyectos bajo la marca Moller y Pérez-Cotapos (medio alto) y Convet (económico).

En Santiago hay dos focos de búsqueda: primero, comunas céntricas con buena conectividad, pero también espacios con potencial para desarrollo mixto.

Comentarios

Powered by Facebook Comments