Bodegas e-commerce: el nuevo chiche de los edificios

La compra de productos en línea es algo cada vez más común, pero el problema se provoca en la entrega, ya que en las conserjerías quedan apilados los paquetes y crece el riesgo de que se pierdan. Con estas salas acondicionadas, que tendrán hasta refrigeradores, se busca mejorar la experiencia.
El #CiberDay ha demostrado que al chileno cada vez le asusta menos y le gusta más comprar en línea. Lo que hace algunos años era impensado, hoy es de lo más cotidiano, y si bien son los millennials son los reyes, los más grandes también se han ido encantando.

Y lo que en un principio fue un desafío para las tiendas en seguridad y despacho, hoy la gran prueba es para otros actores: los edificios, donde recepcionan las compras de sus habitantes.

La Inmobiliaria Santafe se planteó esta inquietud, ya que los principales riesgos del e-commerce están en la entrega de los paquetes, pues estos al no ser retirados a tiempo, se van acumulando en la conserjería, a vista de todo el mundo y tentando a los amigos de lo ajeno.

Además, dentro de los productos que se mueven en el retail, ha crecido la compra de alimentos (frutas, verduras, pasteles, etcétera), los que se pueden descomponer si es que llegan hasta la recepción y, por la razón que sea, no son retirados por sus dueños.

¿Cómo dar una solución a todas esas trabas que pueden entorpecer el proceso de una compra online? Para Inmobiliaria Santafe, ese acertijo se resuelve de manera efectiva si se destina una bodega e-commerce, dedicada exclusivamente a apilar las entregas que lleguen hasta el edificio.

‘La bodega e-commerce es un área anexa a la conserjería, a la que sólo los conserjes podrán acceder e ir guardando las encomiendas. La idea es que la consejería no se vea invadida de todas estas compras y se puedan mantener seguras en un lugar destinado exclusivamente para ello’, explicó Rafael Bennett, gerente general de la firma.

Hasta con refri
Como hay personas que hacen el pedido de la feria en línea o encargan una tortita para endulzar las jornadas, por mucho que ese paquete sea separado de la correspondencia formal, de igual manera se puede echar a perder si no se conserva de la debida manera.

Por eso, estas nuevas bodegas e-commerce incluirán refrigerador y congeladores, para que los alimentos que lleguen por delivery no se estropeen.

Todas estas condiciones, claramente benefician la tranquilidad de los compradores a la hora de optar por pedir por alguna ‘app’. ‘La idea central de esta innovación es dar más flexibilidad a las personas, para que puedan organizar su día con la certeza de que sus paquetes serán bien recibidos y custodiados’, cerró Bennet.

Comentarios

Powered by Facebook Comments