Crece el debate sobre la UF, pero presidente del BC descarta su eliminación

‘Hoy la economía chilena está algo menos indexada de lo que estaba en el pasado, pero de ahí a la eliminación de la UF, por supuesto que eso representa un cambio de otras magnitudes’, dijo ayer Mario Marcel.
En medio de la polémica por una posible manipulación en el cálculo del IPC en dos meses del año pasado, se ha reactivado el debate sobre si vale la pena seguir usando la Unidad de Fomento (UF), en un contexto en que la inflación está bajo control en el país.

El cuestionamiento llegó ayer a la presentación del Informe de Estabilidad Financiera (IEF), donde el presidente del Banco Central, Mario Marcel, descartó la eliminación de la unidad de cuenta. ‘Hoy la economía chilena está algo menos indexada de lo que estaba en el pasado, pero de ahí a la eliminación de la UF, por supuesto que eso representa un cambio de otras magnitudes’, dijo la autoridad, agregando que no cree que ‘esté dentro del horizonte de ninguna autoridad o analista económico’.

En el mundo de los economistas, las opiniones son variadas, con argumentos a favor y en contra de mantener viva la UF. Entre los pros, destacan que da seguridad a los inversionistas de que la inflación no consumirá la valorización de sus activos, además de la costumbre, que hace que cambiarla tendría el costo de repactar un volúmen relevante de contratos. Esto dado que, además de un stock relevante de deuda en bonos, el grueso de los créditos hipotecarios están en UF.

‘No veo ninguna necesidad o argumento para eliminar a la UF’, dice Sergio Lehmann, economista jefe de Bci, agregando que esta unidad ‘permite mantener un mercado financiero profundo y no genera una distorsión importante’.

En la otra vereda, economistas sostienen que la indexación de la UF al crecimiento pasado de los precios genera la persistencia de la inflación, al punto que incluso podría generar un aumento. Además, según Nathan Pincheira, economista jefe de Fynsa, eliminar la UF permitiría un mejor nivel de formación de precios, dado que todos los compromisos estarían denominados en la misma moneda: el peso chileno.

Tanto Pincheira como Luis Felipe Alarcón, jefe de estudios de inversión de EuroAmerica, creen que sería mejor eliminar la UF a futuro.

Rumbo a la Nominalización

El gobierno ha hecho un esfuerzo por inclinar la balanza hacia el peso chileno en sus emisiones de bonos en los últimos años, para hacerle contrapeso a la indexación del mercado de renta fija, pero ese esfuerzo no se ha traducido al mundo corporativo, bancario e inmobiliario.

Cifras de Tesorería muestran que, de su stock de deuda vigente, un 3,89% está en UF y un 96,11% en pesos chilenos. En cambio, en las empresas, los bonos indexados representan el 91,76% de los papeles bancarios en moneda local y un 95,45% de los títulos corporativos, según datos de RiskAmerica. De todos modos, en el mercado ven con buenos ojos que el gobierno apoye la nominalización del mercado de renta fija. ‘Está bien, porque si se quiere fortalecer el mercado en pesos, que además es más comprensible y natural para un inversionista extranjero, ese proceso es natural’, dice Lehman.

Eso sí, según Alarcón, este proceso ha sido tímido. ‘El gobierno’ debería empujar un poco más fuerte eso’, sostiene.

Comentarios

Powered by Facebook Comments