Se disparan proyectos de edificios en eje Irarrázaval ante eventual limitación de altura

En los últimos meses, la Municipalidad de Ñuñoa aprobó 10 anteproyectos que consideran inmuebles de entre 17 y 32 pisos.
Ñuñoa, liderada por el alcalde Andrés Zarhi, se ha transformado en uno de los municipios con mayor atractivo inmobiliario, ya que ha sido la más beneficiada por las dos últimas líneas de Metro. Edificios de más de 30 pisos abundan en su principal eje: Irarrázaval.

El proyecto más emblemático es el que Fundamenta tiene en Plaza Egaña, que considera la construcción de cuatro edificios de 32 pisos cada uno, con 1.700 departamentos, además de 128 oficinas, alrededor de 20 locales comerciales y casi 2.200 estacionamientos.

Pero el interés de las inmobiliarias no se detiene. Más aún, con la anunciada modificación al plan regulador comunal, que limitaría la altura de los edificios, se ha generado una verdadera avalancha de nuevos proyectos.

En los últimos seis meses, la Municipalidad de Ñuñoa aprobó 10 anteproyectos en el eje Irarrázaval, que consideran un total de once edificios de entre 17 y 32 pisos, los que sumarían 3.400 nuevos departamentos.

‘La normativa va a tender a restringir la altura de los edificios, por lo que las inmobiliarias están tratando de asegurarse una normativa más favorable’, dice Cristián Gutiérrez, gerente de estudios de la consultora Arenas & Cayo.

Agrega que ‘la comuna ha mejorado mucho su equipamiento y accesibilidad. Es de las comunas que puede captar más rápidamente la plusvalía’. La velocidad de venta en Ñuñoa está en torno 4 a 4,1 departamentos al mes por edificio, lo que es considerado alto y deja en evidencia que hay una importante demanda.

Los valores también han tendido al alza. Actualmente, el valor unitario es de 64,38 UF por metro cuadrado en departamentos, un aumento de 7% en un año.

Plan regulador

En la última semana de agosto del año pasado, se publicó en el Diario Oficial la postergación de los permisos de edificación de los ejes viales estructurantes (grandes avenidas) y en aquellas zonas que hasta ese entonces eran libres de densidad y alturas en Ñuñoa, todos contenidos en la Modificación Nº18 al Plan Regulador Comunal, que actualmente se tramita.

Luego de tres meses de dicha difusión, específicamente el 30 de noviembre, el Diario Oficial publicó la prórroga por seis meses de esta postergación con el fin de que no se construyan edificios más altos que lo permitido en la Modificación Nº18, hasta que esa sea publicada, destacó en ese momento el municipio.

A modo de ejemplo, en el mismo comunicado se destacó que en ejes viales estructurantes que no tenían límite de altura como Irarrázaval, o Vicuña Mackenna, solo se podrán construir edificaciones de un máximo de 15 y 10 pisos, respectivamente.

‘En Ñuñoa desde hoy no podrán ingresar proyectos que superen los 15 pisos en ninguna zona del territorio’, señala el comunicado fechado el 30 noviembre 2018.

No obstante, desde esa fecha el municipio ha aprobado una serie de anteproyectos con más de 15 pisos en Irarrázaval, los que en todo caso no generan derecho.

El 10 de abril de este año, la Dirección de Obras de Ñuñoa aprobó un permiso de edificación que considera la construcción de un edificio de 17 pisos más un nivel 18 correspondiente a salas de máquinas y quinchos, además de seis subterráneos, en Irarrázaval 2.300-2310. La obra considera 215 viviendas y siete locales comerciales.

Comentarios

Powered by Facebook Comments