Fantástico restaurante submarino abre sus puertas en Noruega y ya tiene 7 mil reservas

Sus clientes podrán gozar de los más deliciosos manjares basados en mariscos e ingredientes locales.

¿Le apetece un menú servido en un restaurante submarino? La opción es posible en Noruega. ‘Under’, el primer restaurante subacuático de Europa, comenzó su marcha blanca este miércoles, con una cena para amigos y familiares de los propietarios, y ya cuenta con más de 7.000 clientes registrados para comer entre los peces cuando abra sus puertas en abril próximo, informa Reuters.

Situado en Lindesnes, extremo sur del país nórdico, el restaurante parece un gran tubo de hormigón parcialmente sumergido en el Mar del Norte. Su nombre, además de significar ‘debajo’ en inglés, también quiere decir ‘maravilla’ en noruego. Fue diseñado por el estudio de arquitectura noruego Snoehetta, que también creó la Casa de la Ópera en Oslo y el museo que conmemora a las víctimas del 11 de septiembre en Nueva York.

El restaurante se suma a otros dos subacuático en Maldivas y Dubái. En este caso, ‘la fascinación reside en el movimiento desde encima hasta debajo del agua a través del edificio. El gran ventanal permite ver el fondo marino, no como un acuario, sino como una experiencia real’, dijo a Reuters el fundador de Snoehetta, Kjetil Traedal Thorsen (acceda al proyecto oficial en https://bit.ly/2OkFwAY).

Al ingresar, al principio la sensación es similar a estar en un sauna, pues la sección superior está cubierta de tablones de madera. Un tramo de escaleras de ocho metros conduce a un gran comedor con capacidad para 40 personas, amurallado por una gigantesca ventana que da al océano. Thorsen añadió que la construcción puede hacer frente a un clima muy severo y que por su forma puede soportar ‘la ola del siglo’.

Los reflejos en la pared de cristal son mínimos, lo que invade la habitación de luz natural durante el día, filtrada por el color verdoso del agua. Comer allí puede costar hasta 3.700 coronas noruegas (unos 430 dólares, o 285 mil pesos) e incluye un menú completo de 18 platos basados en mariscos e ingredientes locales, más las bebidas. ‘El objetivo es que el 50 por ciento de los clientes que cenen pasen la noche en el hotel. Esperamos que unas 12.000 personas cada año’, detalló Gaute Ubostad, uno de los propietarios del restaurante y de un hotel cercano. El estudio Snoehetta recalca en su sitio de Internet que el restaurante también funciona como un centro de investigación para la vida marina, que rinde tributo a la fauna salvaje del mar y a la costa rocosa del extremo sur de Noruega.

Comentarios

Powered by Facebook Comments