Desarrollo inmobiliario cerca de la Línea 3 transformará Conchalí

Estudio de Vivienda afirma que se construirán 869 nuevos inmuebles alrededor de estaciones de metro en esa comuna.

Suele ocurrir que apenas se anuncia la construcción de una línea de metro, aumenta el valor del suelo y crece el interés inmobiliario en torno a las futuras estaciones, hecho que se intensifica a medida que la obra se va concretando.

Esto ocurrió con la reciente Línea 3, sobre todo en comunas poco densificadas como Conchalí, donde se solicitaron 188 permisos de edificación para uso habitacional entre 2010 (cuando se anunció la vía de metro) y el primer semestre de 2018.

Esto transformará la comuna en un nuevo polo inmobiliario durante los próximos años, con 869 nuevas viviendas que se construirán entre las estaciones Cardenal Caro, Vivaceta y Conchalí.

Así lo identificó un análisis de la Comisión de Estudios Habitacionales y Urbanos (CEHU) del Ministerio de Vivienda y Urbanismo, el cual estudió un área de influencia de 1.000 metros alrededor de cada una de las nuevas estaciones.

En Conchalí, el 93% de la superficie de estas áreas permite la construcción de edificaciones sobre los tres pisos, lo que explica el interés de las inmobiliarias en la comuna, ya que admite una mayor densificación.De las comunas que cruza la Línea 3, junto con Santiago, Conchalí tiene el plan regulador más permisivo respecto a alturas, con hasta 15 pisos en el área más cercana al eje de metro.

Los municipios más restrictivos, en cambio, son Ñuñoa y La Reina. Allí, cerca al eje del tren subterráneo permiten edificios de departamentos de hasta ocho pisos, pero en la mayoría del territorio la altura máxima es de alrededor de tres pisos.

Integración social

Desde Vivienda aseguran que esta es una buena oportunidad para que este potencial inmobiliario también sea aprovechado para desarrollar proyectos de integración social, o sea, donde convivan familias vulnerables y de clase media.

En esa línea, el ministro Cristián Monckeberg llama a que tanto los municipios como el sector privado ‘se interesen por promover la construcción de viviendas para familias de distintos segmentos a través de una línea especial de financiamiento que tenemos en el ministerio’.

Una de las estrategias que maneja la cartera (una vez que el proyecto de ley de esa materia sea aprobado) será definir ‘zonas de integración urbana’, donde habrá incentivos para que las inmobiliarias construyan con mayor densificación que la que permite el plan regulador comunal si es que edifican iniciativas que aseguren la convivencia de familias de distintos sectores socioeconómicos.

Comentarios

Powered by Facebook Comments