Universitarios y los arriendos fantasma

Santiago, Providencia, Estación Central y San Miguel, son preferidas por los estudiantes que llegan a la capital y donde más se exponen a fraudes

Un nombre falso, un usuario en una plataforma online y una cuenta bancaria. Así de simple un estafador puede construir una red de arriendos fantasma para hacer caer a estudiantes de regiones que llegan a Santiago para cumplir el sueño de entrar a la universidad. Esta experiencia le tocó a Ignacio Granizo, joven universitario de Tantehue, al interior de Melipilla, que contactó a Kostas Dellas, supuesto arrendador de origen griego que prometía un departamento amoblado a un precio increíble: dos habitaciones por 290 mil pesos, monto que incluía agua, gas, electricidad, internet, seguridad, mantenimiento y un estacionamiento.

‘El departamento estaba en la plataforma Yapo y era una gran oferta que estaba a pasos de la Universidad de Santiago’, relata el estudiante de periodismo. Sin embargo, la forma de pago provocó sospechas en Ignacio. ‘Me dijo que transfiriera a un página que no era de un banco, que él se encontraba en ese momento en Europa. Ahí empecé a sospechar. Luego me dijo que apenas recibiera el pago el conserje del edificio para que me entregara las llaves. En ese momento desistí de hacer el pago’.

El miedo a denunciar

El modus operandi para estafar a estudiantes universitarios, y otros usuarios de estas plataformas, es conocida por el personal de la Policía de Investigación. La subcomisaria Margarita Soto explica que los desconocidos envían emails escritos con una mezcla de inglés y español para dar sustento al ‘cuento’ del propietario europeo. La detective explica que son muy pocas las denuncias que se reciben por estafas de arriendos. ‘Las personas, por vergüenzas u otros motivos, no se acercan a la PDI para informar de los fraudes. Anualmente recibimos apenas 15 denuncias, pero nosotros sabemos que son muchas más’. Ante esto la PDI recomienda utilizar plataformas que sean exclusivas de arriendo y venta de inmuebles, donde los usuarios puedan comentar y puntuar a los usuarios que ofrezcan domicilios. Manuel Maneiro, gerente general de Capitalizarme Rent, empresa dedicada al asesoramiento inmobiliario, afirma que estos fraudes ocurren por el desconocimiento de los arrendatarios.

‘Muchas veces ocurren estas estafas por ser novatos y que no estén pendientes de quien se los está arrendando’. El empresario agrega que ‘hemos visto muchos casos de personas que reservan departamentos sin visitarlos antes y entregan mes de arriendo, mes de garantía y comisión y nunca vieron la propiedad’. Otra de las recomendaciones de los expertos es conocer personalmente a la persona que se presenta como arrendador y también el departamento por el cual se está pactando la transferencia. ‘No hay que solamente confiar en los email o en la fotografías con las que presentan los domicilios’, advierte la subcomisaria Soto, quien hace un llamado a denunciar las estafas para poder hacer un seguimiento de los correos y usuarios falsos.

Comentarios

Powered by Facebook Comments