Presidente de ADI: “No es razonable decir que todos los edificios altos son negativos”

Mauricio Varela asegura que hay un conflicto en torno a la densificación en la capital y que recién ahora el sector político se está involucrando.

La Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios (ADI) es parte de las instituciones que están trabajando en el proyecto ‘Ciudad con todos: Diálogos para una densificación equilibrada’, que coordina el Centro de Políticas Públicas de la UC.

Su presidente, Mauricio Varela, cuenta que esto coincide con un proceso de reflexión que ha vivido su gremio, que concluyó que ‘en las ciudades en Chile, especialmente en Santiago, es positivo, razonable y deseable que se siga densificando, pero no a cualquier costo’.

—¿Qué es para ustedes la densificación equilibrada? ‘Una manera de entenderlo es decir, por un lado, hay desarrollo de hiperdensificación, que es aquella que, en general, sobreexplota cierto espacio, colapsa la infraestructura y está reñida con lo estético. Es lo que se ha conocido como ‘guetos verticales’ y nosotros no somos proclives a ese tipo de proyectos. Nos parece que genera problemas.

El otro extremo es congelar la ciudad porque la gente ya no quiere más construcciones salvo excepciones (…). Creemos que hay un tremendo espacio de encuentro entre estos dos polos, que es la densificación equilibrada, que permite a más gente vivir bien ubicada en la ciudad’.

—¿En Estación Central existe esa densificación equilibrada? ‘Se han hecho varios desarrollos hiperdensos que son problemáticos, pero hay algunos que son razonables. Hay que ver el detalle: cómo es cada proyecto, la calidad del edificio y de la comunidad que se forma ahí adentro. No es razonable decir que todos los edificios altos son negativos. Hay edificios altos que pueden estar muy bien resueltos’.

—La Cámara Chilena de la Construcción criticó que la Contraloría ha declarado ilegales varios permisos de edificación y se han frenado proyectos. ¿Cómo ve esas críticas? ‘Hay un problema de indefinición. (En Estación Central) los privados plantearon cierto tipo de proyecto y la autoridad lo aceptó durante mucho tiempo. Se generaron proyectos hiperdensos que, según el parecer de la ADI, no contribuyen al desarrollo de la ciudad. Pero lo que hay es un problema de indefinición de la normativa’.

—’Ciudad con todos’ parte del supuesto que hay comunas céntricas donde se podría construir, pero sus planes reguladores están congelados. ¿Cómo se podría resolver ese problema? ‘Estamos buscando levantar opiniones. Vamos a buscar que se genere información de calidad, porque uno de los problemas que tenemos es que se discuten temas urbanos, pero sin información de calidad disponible para todo el mundo. Creemos que hay mucho espacio para generar consensos. La gran novedad del proyecto para nosotros es que se logró ‘rayar la cancha’’.

—¿Por qué antes no existía este consenso? ‘Se ha ido generando un conflicto con el tiempo en cuanto a los procesos de densificación, pero es cada vez más masivo el interés de la gente por vivir bien ubicada en la ciudad. Por eso la venta de departamentos supera con creces la venta de casas. Hay una resistencia de los barrios a recibir la densificación porque tiene externalidades. Ese conflicto ha venido creciendo y ha despertado el interés del sector político, que siempre estuvo bastante ausente de esta conversación’.

—¿Qué le parecen las políticas de Gobierno sobre integración social? ‘Estamos a favor de la integración social, pero hay un desafío en cómo llevarla a cabo. No es sencillo desarrollar proyectos de densificación con integración. Hay experiencias en el mundo y se puede hacer. Como ADI estamos dispuestos a colaborar para que se genere una regulación que lo permita’.

FUENTE: EL MERCURIO

Comentarios

Powered by Facebook Comments