Los errores más comunes al comprar una vivienda

Adquirir una propiedad, quizás sea una de las inversiones más grandes que hagamos en nuestra vida, ya sea solo o en familia, por eso se debe ser muy cauto antes de la transacción y estar atentos a no cometer algunos fallos típicos

Comprar una vivienda implica realizar un gran esfuerzo económico y en la mayoría de los casos, estar amarrado a pagar dividendos por muchos años. Este proceso debe ser llevado a cabo tomando en cuenta muchos factores, no es algo sencillo, pero tampoco imposible.

Se recomiendo hacer un listado de todas los variables o considerar. para así evitar el riesgo de cometer errores que puedan hacer fallar el proceso, o peor aún, arrepentirnos tras la compra. Paro estar alerto y que esto no suceda, enumeramos los errores más comunes y damos algunas recomendaciones:

-Hacer cuentas previas a la compra para ver cual es nuestro presupuesto y qué porcentaje de deuda mensual podemos adquirir. No hay que olvidar sumarle alrededor del 10-15% para otros gastos (notario. registro o impuestos como el IVA, entre otros).

-Gastos extras. El comprador olvida que ser propietario de una casa significa pagar impuestos fijos o por ejemplo, derecho de aseo domiciliario. Pero además, siempre hay pagos adicionales como los gastos comunes o el propio mantenimiento de la propiedad si es independiente.

-Dinero para muebles y contingencias. Paro evitar sorpresas es necesario que el presupuesto que manejemos incluya una partida para lo compra de muebles o para la compra de cualquier otra cosa que falte o se deteriore.

-Solicitar un crédito hipotecario con plazos largos. Una hipoteca de más de 25 años no es muy conveniente: porque. al calcular todos los intereses, la casa se vuelve cara.

-Pagar una hipoteca que suponga más del 30% de sus ingresos es otro error. Los organismos oficiales recomiendan que el dividendo. tarjetas de crédito o préstamos personales no supongan mas del 35-40% de los ingresos del comprador.

-Solicitar un aval a los padres, amigos o familiares. Quienes decidan comprar una casa deben responsabilizarse de esto operación. Si la situación se complica, arrostrará a otros con sus problemas. Si no puede pagar lo casa en este momento, no la compre.

-A menudo los que compran pierden el sentido de lo que significa caro o barato. Necesita buscar información estadística y comparar precios de mercado. Puede encontrar información de muchas maneras, desde inmobiliarias, hasta organismos oficiales.

-Escuchar a los corredores de propiedades. En este momento puede ahorrar dinero a través de una agencio porque ellos pueden negociar el precio con el vendedor.

– Tómese un tiempo para reflexionar. A veces, comprar uno caso es una decisión más emocional que racional y en muchos ocasiones, uno queda agotado y desmotivado. Por eso, antes de cometer un error al comprar la casa equivocada, es mejor parar y tomarse un tiempo.

-Evite especular con la casa. Si la compra para especular y luego las cosas van mal, habrá destruido sus ahorros de muchos años y también comprometerá sus ingresos del futuro.

-Estudie también la posibilidad de vivir de alquiler. una opción cada vez mas demandada: permite mayor movilidad geogrófica y de trabajo. Si la diferencia económica entre lo hipoteca y el alquiler es importante, con los ahorros puede abrirse un fondo de pensiones privado.

-Consulte al notario antes de firmar escrituras importantes, como el contrato o las escrituras de compraventa.

Comentarios

Powered by Facebook Comments