Claves para un endeudamiento responsable

Lo primero al momento de considerar un crédito en bancos e instituciones financieras, es saber cuál es la capacidad de pago para solventar la deuda. Luego, es clave informarse de las condiciones del producto y cotizar para elegir la opción más conveniente.

Que sea sostenible en el tiempo y tomado de forma responsable, eso es lo que toda persona debiera tener como premisa al momento de adquirir un crédito. El consejo toma relevancia si además se considera que los chilenos destinan cerca del 40% de sus ingresos al ítem de compromisos financieros.

Un aspecto importante en el endeudamiento responsable es la capacidad de pago de quien suscribe un crédito. ¿Cómo una persona puede determinar su capacidad de pago y según eso definir si puede o no endeudarse, por qué monto y plazo de pago? Para ello, el ejercicio básico, pero necesario, es considerar cuál es el excedente de dinero mensual, el que se calcula en base al monto de los ingresos menos la suma de los gastos fijos en el mismo período.

Además, cuán estable son los ingresos es otro factor importante, según explica José Luis Ruiz, académico del Departamento de Administración de Fac. de Economía y Negocios de la Universidad de Chile. “Lo primero que la persona debe considerar es su estabilidad en generación de ingresos y qué tipo de gastos desea financiar. Uno de los indicadores más utilizados es el ratio deuda a ingresos (RDI). En general, se aconseja que para financiar créditos hipotecarios no se destine más del 25% de los ingresos mensuales. En deudas de consumo, el valor ronda los mismos valores y que los plazos no sean largos”.

Informarse

Además, un aspecto relevante para un endeudamiento responsable es informarse de las diversas alternativas que ofrecen las entidades financieras. Se trata de un ejercicio básico de finanzas personales, pero necesario para tomar la opción más conveniente y sustentable en el plazo que se extienda la deuda adquirida. “Siempre es importante comparar las condiciones de crédito y tomar la que tenga una menor tasa de interés anual equivalente. Otro elemento es asociar el período del crédito con los plazos de disfrutar los beneficios. Por ejemplo, la compra de un celular debiera tener un menor plazo que la compra de un automóvil. Con todo, lo que importa es que la carga financiera (RDI) sea soportable por la persona”, dice José Luis Ruiz.

El académico pone el acento en la Carga Anual Equivalente (CAE), porcentaje que revela el costo de un crédito en un período de 12 meses y que incluye la tasa de interés anual y todos los gastos asociados al crédito, por lo que permite comparar de manera más fácil un mismo crédito cotizado en distintas instituciones financieras. Así, la menor CAE indica el crédito más conveniente. Además, sitios de educación financiera como aprendes.cl y clientebancario.cl, de SBIF, entregan información oportuna sobre este aspecto de los créditos, así como la importancia de fijarse en el costo total de un producto crediticio y no solo en la cuota mensual del mismo. Ambos sitios entregan información práctica para administrar las finanzas personales y comprender tos conceptos básicos relacionados con el endeudamiento.

FUENTE: LA TERCERA

Comentarios

Powered by Facebook Comments