Desde ahora, todos los clientes eléctricos deberán cambiarse a un medidor inteligente

El viernes, en el Diario Oficial fue publicado el decreto que modifica las tarifas de distribución eléctrica hasta el año 2020. Y tiene dos novedades. Uno, rebaja en 7% la tarifa final para los clientes de la Región Metropolitana. Pero la noticia que traerá más cambios en la vida de los consumidores es que se trata del último trámite para que entre en vigencia la obligatoriedad de que los clientes de distribuidoras eléctricas cuenten con un medidor inteligente. Debido a ello, todas las empresas de distribución del país deberán cambiar los contadores de sus clientes residenciales o comerciales a aparatos que podrán ser monitoreados en línea directamente por la empresa, sin mediar un inspector que lo revise mensualmente. Asimismo, servirán para los cortes de luz. Hoy, en caso de que haya una interrupción de suministro en una casa o una cuadra, la distribuidora no puede detectarla, por lo que sólo la conocerá si hay un reclamo telefónico o por redes sociales. Su tecnología sólo alcanza a sus redes de media y alta tensión. Con el nuevo medidor, podrá detectar el corte online.

“El decreto tarifario implica una obligación para las empresas distribuidoras de mejorar la seguridad y calidad de servicio para todos los clientes. Esto tiene como principal elemento la incorporación de sistemas de medición inteligente en forma progresiva”, dijo el Ministerio de Energía. En simple, en los próximos siete años se deberán cambiar los medidores de todos los consumidores de luz. El subgerente de operaciones comerciales de Enel Distribución, Rodrigo Aré valo, comentó que su empresa “ha comenzado un plan de recambio de medidores, en las 33 comunas de su zona de concesión en la Región Metropolitana. Los cambios se realizarán gradualmente, agrupando entre 100y 300 clientes en cada proceso de recambio”.

En el ministerio, explicaron que los costos asociados a estos medidores están incorporados en la tarifa. Arévalo fue más concreto: forman parte del Valor Agregado de Distribución, que representa cerca de la mitad de la tarifa eléctrica que cobra la distribuidora y que incluye el costo de los postes de luz, los cables, etc., por lo que no existirá un cargo adicional de arriendo por el recambio a los clientes. En todo caso, y sin mediar decreto, el proceso ya partió en la capital. Entre agosto de 2017 y septiembre 2018, Enel ha instalado 180.000 medidores inteligentes. A éstos se suman 55.000 equipos que se instalaron en 2016, cuando partió. “Esperamos finalizar 2018 con más de 280.000 medidores instalados, todos de propiedad de la compañía”, dijo Arévalo.

FUENTE: LA SEGUNDA

Comentarios

Powered by Facebook Comments