Las claves para una inversión inmobiliaria

Como el lugar donde comprar, si adquirir casa o departamento, si es nuevo o usado, la altura, la calidad de la construcción y la cercanía de redes de movilización pública.
Los activos inmobiliarios son una atractiva alternativa para invertir. Al respecto, una encuesta realizada a administradoras generales de fondo: (AGF) señala que el 82% de ellas es rante este año, respecto de 2017. Esta industria ha experimentado un constante crecimiento.

De hecho, a diciembre de 2004, el sector contaba con 825 millones de dólares en activos administrados a través de 11 fondos, mientras que l3 años después, los fondos se encontraban representados por 23 administradoras que a esa fecha, manejaban 68 fondos públicos en operación y activos por 2.783 millones de dólares.

Dado este panorama de crecimiento, Christian Rodiek, entrega algunos consejos para obtener la mayor rentabilidad al momento de adquirir un inmueble para tener como reserva de capital.

1 – ¿Oficina o vivienda?: el arriendo de oficinas pequeñas está muy sujeto al desempeño de la economía del país, lo que no sucede en el caso de las viviendas. Por su parte, las oficinas y bodegas no se pueden comprar con crédito hipotecario, lo que es una desventaja.

2 – ¿Dónde?: se recomienda que la vivienda esté cerca del metro y en comunas emergentes, como Santiago, San Miguel, Macul y La Florida, en las que se puede obtener una rentabilidad de 6% a 7%. Idealmente hay que buscar propiedades en la ciudad en que uno habita, pues es más fácil su administración.

3 – Departamento pequeño: los departamentos se arriendan más rápido que las casas. Ojalá que sea de un dormitorio y un baño o bien de dos dormitorios de igual tamaño, cada uno con baño en suite. No se recomienda comprar departamentos más grandes para invertir, pues están orientados al uso familiar y, por lo tanto, su desgaste es mayor.

4 – ¿Nuevo o usado?: lo mejor es comprar usado, pero con menos de cinco años, para seguir teniendo garantía. Al ser usado se puede negociar mejor el precio y conocer el valor real de las contribuciones y gastos comunes. La otra ventaja es que se puede arrendar y comenzar a recibir ingresos de inmediato. Solo se recomienda comprar en verde o blanco, si es que no se puede acceder a un crédito hipotecario o se requiere tiempo para ahorrar el pie.

5 –  La altura sí importa: se recomienda escoger un piso que no sea demasiado bajo ni alto, idealmente entre el piso 3 y el 10. Los de más abajo tienen inconvenientes de seguridad y vista, mientras que los del último piso pueden tener filtraciones desde el techo. La orientación, en tanto, no es tan relevante.

Ojalá que no sea poniente, porque le llega mucho sol en las tardes, pero lo más relevante es escoger una ubicación que evite el ruido y no dé directo a una autopista.

6 – Calidad de la construcción: las terminaciones son importantes. Se valora que las ventanas sean de PVC con termopanel, que el piso sea de porcelanato o flotante y que tenga conexión propia a lavadora. Lo ideal es que el agua caliente sea por calefón o caldera y no por termo. Influye en su valoración que tenga bodega y que los espacios comunes tengan una buena mantención.

FUENTE: LA HORA

Comentarios

Powered by Facebook Comments