Sube venta de departamentos nuevos: 43% tiene dos dormitorios

En el trimestre abril-junio de 2018, se vendieron 7.509 viviendas en edificios.

San Miguel, Santiago Centro, Ñuñoa, Estación Central y La Florida lideran el ranking de las comunas con mayor venta de departamentos nuevos durante el segundo trimestre de este año, entre abril y junio, según el último estudio de GfK Adimark, y el motivo es claro: la decidida estrategia de las inmobiliarias por atraer a inversionistas que compran viviendas bajo las 3000 UF con un tamaño promedio de 50 m2. En tanto, un reciente informe de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) señala que las ventas de propiedades nuevas aumentaron 12,6% en Santiago entre abril y junio de 2018 en comparación con igual período del año anterior.

Claudia Zapata confirma este aumento en las entregas. ‘En comparación con el primer semestre del 2017, este año se vio un mayor dinamismo en el mercado inmobiliario, con fuerza, especialmente, a partir de marzo en adelante’, declara. Por su parte, el informe de la CChC concluye que las viviendas nuevas en Santiago durante el primer semestre de 2018 tuvieron un incremento de 5,9%.

‘Las expectativas optimistas en los consumidores, los niveles controlados de desempleo y las bajas tasas hipotecarias son los factores que han influido positivamente en el mercado inmobiliario’, señala Javier Hurtado, gerente de Estudios de la CChC. Las ventas de departamentos de dos dormitorios en la capital concentraron el 43% de las preferencias versus el 34% de los departamentos de un dormitorio. ‘Se trata de un producto que agrupa la demanda tanto de inversionistas como de quienes adquieren este tipo de departamentos para vivir’, señala Claudia Zapata. Para los inversionistas, tiene buenas perspectivas para el arriendo y menor tasa de rotación frente a las unidades de un dormitorio.

‘En el caso de los clientes que compran para vivir, las unidades de dos habitaciones son un producto muy flexible, pues sirve a profesionales jóvenes que viven solos, como a parejas y familias con uno o dos hijos’, agrega. Para ambos casos los compradores exigen que las inmobiliarias ofrezcan edificaciones equipadas con quinchos, salas de eventos y lavandería, que tengan buena vista y garanticen gastos comunes bajos.

La opción general es comprar y arrendar en edificios que no tengan más de 15 años y que hayan pasado la exigente prueba estructural marcada por el terremoto de 2010. Ignacio Hernández, presidente de la Asociación de Oficinas de Arquitectos, , destaca que la tendencia en el extranjero que ya se está desarrollando en Chile y se denomina in-filling, término usado en el mundo académico anglosajón que describe el crecimiento del centro de las ciudades mediante construcciones en altura y densificación.

Este se puso en marcha en nuestra capital en los años 80 y se ha caracterizado por el retorno y colonización de la población en las comunas más céntricas de Santiago. ‘La gente busca vivir en Providencia o San Miguel, comunas cercanas al metro, con alto equipamiento de supermercados, hospitales y colegios. La población hoy en día quiere más ciudad y por eso las ventas en la Región Metropolitana son mayoritariamente de departamentos’, afirma el especialista.

FUENTE:LUN

Comentarios

Powered by Facebook Comments