Viviendas usadas representan el 42% de las transacciones inmobiliarias.

En el primer trimestre, las ventas registraron un alza de 14% en unidades y 17% en UF respecto al mismo período del año pasado.

El primer trimestre de 2018 el mercado de las viviendas usadas representó un 42% de las transacciones tanto en unidades como en UF en la Región Metropolitana. Esto supone además un alza en las ventas de 13,7% en unidades y 17,4% en UF, en comparación al mismo periodo de 2017.

La ventaja de la vivienda usada, es que puede estar presente en zonas consolidadas, regeneran los barrios, tienen entrega inmediata, los precios son menores y puedes comprar más metros’, explicó el director de Real Data, Patricio Hempel, en una presentación sobre el mercado inmobiliario de Clapes UC.

Al desglosarlo por tipología, se observa que a diferencia de lo que ocurre a nivel general, las casas usadas siguen liderando la demanda, con 51% al cierre de 2017. Si se contrasta con los resultados de una década atrás, ha disminuido 14 puntos porcentuales. En ese entonces, los departamentos representaban el 35% y las casas el 65%.

En términos de unidades, también se ve que los departamentos han tenido un fuerte aumento, pues pasaron de 10.600 unidades en 2007 a 18 mil a fines del año pasado. Esto representa un alza de 70% versus el desempeño más plano de las casas, que registraron 1% de aumento.

Hempel dice que este año se podrían superar las 20 mil unidades en ambos casos.

En cuanto a las ventas anuales, aumentaron un 90% a 2017, pasando de 67 millones de UF a totalizar 127 millones de UF.

Superficie versus precios

Según el índice Clapes&Real Data, los precios de viviendas usadas han subido un 87% en departamentos y un 68% en casas en 10 años. Esto ha significado que las medianas de precios de casas y departamentos también hayan subido.

‘El problema es que la gente no puede pagar más que cierto precio por sus viviendas y han tenido que disminuir sus pretensiones de metraje’, señala Hempel.

Esto se observa en la relación que se da entre la superficie y el valor en UF de las viviendas, sobre todo porque se observa que a pesar de que disminuye la superficie construida de una vivienda, los precios siguen aumentando.

Mientras que las casas subieron 42% el valor promedio, pasando de 1.183 UF a 1.688 UF, los departamentos vivieron una disminución mayor en la superficie, pasando de 70 m2 a 54 m2 promedio. Las comunas pericentrales fueron las que se vieron más afectas a la disminución de superficie en departamentos. Entre ellas destacan Santiago con -23, San Miguel y La Florida, con -15 puntos porcentuales (pp).

Lo mismo ocurre en el caso de las casas, donde Puente Alto y La Florida lideran, con -4 y -2 pp, respectivamente.

FUENTE: EL DIARIO FINANCIERO

Comentarios

Powered by Facebook Comments

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest