VIDA DE BARRIO

Cafés, restaurantes, áreas verdes, ciclovías, seguridad y buena conectividad son algunos de los atributos que miran los santiaguinos a la hora de decidir dónde vivir. Y también las inmobiliarias para decidir dónde construir. Plaza Egaña en La Reina, Rodrigo de Araya en Ñuñoa, El Llano Subercaseaux en San Miguel, Pocuro y Santa Isabel en Providencia y Parque Almagro y Yungay en Santiago Centro son los favoritos.

La irrupción de los millennials, la valoración del tiempo libre y la vida en comunidad están llevando a que atributos como ciclovías, cercanía a transporte público y a un ecosistema comercial y de entretenimiento sean los más valorados a la hora de elegir una nueva vivienda. Los departamentos son los más apetecidos en comunas que han emergido con nuevos barrios “de moda”. La Florida, San Miguel, Ñuñoa, Macul, Providencia y Santiago Centro lideran la oferta.

Un 50% a 65% de la demanda actual está concentrada en departamentos de hasta 70 m2, con promedio cercano a 50 m2, esta es una demanda que busca centralidad y conectividad en un contexto urbano moderno y en edificios atractivos, frente a lo que las inmobiliarias están respondiendo, con ofertas de espacios más eficientes y áreas comunes más sofisticadas y atractivas.

Según el último reporte de mercado residencial de Colliers, las comunas que presentan la mayor cantidad de oferta de departamentos son San Miguel (14%), Ñuñoa (12%), Santiago (12%), Estación Central (11%) y La Florida (5%). Todas ellas se caracterizan por poseer una ubicación céntrica, equipadas con todo tipo de servicios y con acceso al metro. Además, son comunas que poseen un valor
por metro cuadrado más accesible que comunas del sector oriente.

Este año las comunas que más han crecido respecto a desarrollos inmobiliarios son Ñuñoa y La Florida, que concentran la mayor cantidad de proyectos de Santiago, mientras que en los sectores con crecimientos más explosivos en los últimos tres años son las comunas de Providencia y Estación Central, que han sido capaces de duplicar y triplicar respectivamente su oferta inmobiliaria.

Hoy contar con una buena conectividad juega un rol fundamental para la vida en ciudad, donde no solo la cercanía a estaciones de metro o transporte público es valorada, sino que también la proximidad de accesos a carreteras o autopistas. Por otro lado, la cercanía de servicios disponibles y comercio son factores que también inciden en las preferencias de los clientes, privilegiando la vida de barrio, sin tener que desplazarse a otros sectores para comprar algo o realizar algún trámite.

A los polos ya conocidos de desarrollo, se están sumando comunas como Macul y La Florida que están tomando mucha fuerza en el desarrollo inmobiliario, asociado a las extensiones del crecimiento de las líneas de metros, que son claves para los desarrollos nuevos.

Los edificios son los que predominan el desarrollo inmobiliario con torres de departamentos que se ajustan a las normas que exige cada zona. En general son proyectos de 1, 2 y 3 dormitorios, con gran explosión de los departamentos pequeños por el desarrollo de un nuevo ciudadano, que retarda el apostar por la familia y decide vivir en departamentos unipersonales.

RODRIGO DE ARAYA, PLAZA EGAÑA, POCURO Y EL GOLF

Ñuñoa está en el top 10 nacional (número 7), según el último estudio de Índice de Calidad de Vida Urbana, lo que la hace muy atractiva para la búsqueda de una nueva vivienda.

También apuesta por esta zona Inmobiliaria Norte Verde, que ha desarrollado proyectos en el cuadrante de Pedro de Valdivia, Guillermo Mann, Vicuña Mackenna y Rodrigo de Araya. A juicio de su gerente general, Roberto Bascuñán, esta es un área con muy buenas condiciones de edificación, cercana al metro y variada oferta de servicios. Destaca que existe una superficie aproximada de 663.000 m2, que permitiría la construcción de más de un millón de metros cuadrados con inversiones superiores a los US$ 2.000 millones. “Esto quiere decir que podrían desarrollarse cerca de 20.000 departamentos en un plazo de 10 años”. Su proyecto insignia es Ñuñoa Vida, a pasos del metro Rodrigo de Araya, con dos edificios de 13 pisos cada uno, con tipologías de 1 y 2 dormitorios.EL LLANO Y VICUÑA MACKENNA

Otra de las zonas atractivas es el eje Vicuña Mackenna, donde existía mayoritariamente presencia de terrenos industriales y que han sido vendidos para desarrollar proyectos residenciales. El triángulo entre Departamental, Vespucio y Vicuña Mackenna ha cobrado fuerza. También por la vía de Walker Martínez hacia el oriente. Y en la comuna de San Miguel hay sectores donde se ha dado una transformación de sector industrial a sector habitacional, por ejemplo, al oriente de El Llano Subercaseux y en Ciudad del Niño, con proyectos muy similares en calidad y diseño a inmuebles de comunas como Ñuñoa”.

BARRIO ITALIA Y SANTA ISABEL

Entre los más tradicionales están el Barrio Italia y Santa Isabel, que desde hace varios años concentran una fuerte demanda.

En esta zona se da una combinación única de arte, gastronomía, bohemia y moda, con fuerte personalidad e identidad cultural.

El barrio Santa Isabel, por su parte, tiene una importante fortaleza: la ciclovía. Este sector ha experimentado un importante desarrollo inmobiliario en las últimas décadas, principalmente a lo largo de sus avenidas principales como Santa Rosa, Portugal, Lira, Carmen y Santa Isabel. La principal ventaja de estos barrios son sus variados atractivos, ciclovías que conectan con distintos puntos de la capital, cercanía al metro, parques, restaurantes, universidades y museos, entre otros, se convierten en vecinos ideales de quienes buscan vivir la ciudad como un privilegio.

PARQUE ALMAGRO, YUNGAY

Según un estudio publicado recientemente por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Nueva York, “The 2018 Revision of World Urbanization Prospect”, hacia el ario 2050 el 68% de la población mundial vivirá en ciudades, frente al 55% actual. Es decir, la entidad prevé que cada vez habrá más urbes gigantes.

Esta estimación no es trivial, pues significa que para hacer frente a este desarrollo y poder acoger a los millones de personas que vivirán en estas metrópolis, los países deberán planificar el crecimiento urbano de manera sostenible, lo que implica —especialmente en países en desarrollo— repensar y enfocar los esfuerzos en temas como: conectividad, acceso a servicios, mini polos de desarrollo, etc.

En este sentido, desde Colliers afirman que la comuna de Santiago lidera la conectividad con el resto de la ciudad, pues hacia 2026, seis líneas de metro debieran recorrer la comuna.

El Barrio Yungay está viviendo un proceso de revitalización, recuperación urbana y residencial. El edificio Parque Portales, de Inmobiliaria Norte Verde, sigue la arquitectura tradicional y el estilo clásico del Casco Histórico de Santiago. Su arquitectura de resguardo patrimonial y baja altura (cinco pisos) es su mayor diferenciación “y una característica de alta valoración en las personas que quieren vivir en proyectos menos masivos, más vivibles y sustentables en el tiempo”, dice el gerente del proyecto, Javier Paut.

Y agrega que “vivir en la comuna de Santiago, cerca de todo lo necesario, es una gran ventaja. El Barrio Yungay tiene una proyección inmobiliaria interesante. Sin duda, la influencia de la línea 7 traerá beneficios que van mucho más allá de la disminución de los tiempos de viaje y conexión del barrio con el resto de la ciudad. El desarrollo inmobiliario abrirá oportunidades para analizar la opción de vivir o invertir en este sector consolidado de la capital y disponer de una oferta atractiva y variada”.

EMERGENTES: MACUL Y LA CISTERNA

Dos comunas que quieren posicionarse como barrios emergentes son Macul y La Cisterna, en esos sectores aún no hay gran presencia inmobiliaria, pero se evidencia que el número de proyectos va creciendo de forma importante.

FUENTE: CAPITAL

Comentarios

Powered by Facebook Comments

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest