Por qué está prohibido arrendar los estacionamientos de visitas de los edificios.

El administrador Jorge Wilson dice que las inmobiliarias deben cumplir con una cantidad mínima de locaciones para conseguir el permiso de edificación.

Catalina Arenas, 23 años, estudiantes de comunicaciones, llegó una noche de jueves de visita a un edificio ubicado en calle Curicó, en Santiago Centro, y preguntó por citófono si podía usar un estacionamiento de visita. La respuesta fue que no, que todos estaban ocupados. Su amiga, la dueña del departamento, habló con el conserje y le preguntó a qué hora se desocupaba el primero que había llegado, pensando en que se prestan por cuatro horas. La respuesta fue insólita: estaban arrendados por toda la noche. La visita tuvo que estacionar en una calle cercana.

No se pase de listo. Los bienes comunes de un condominio son intocables porque así lo establece la ley de Copropiedad (19.537). Más aún los estacionamientos de visita, que están protegidos por el artículo 12, inciso tercero, de su reglamento. ‘No podrán enajenarse, darse en arrendamiento ni gravarse los estacionamientos de visitas’, establece la normativa. Catalina se quedó con la duda, sin embargo, la ley la protege. ‘Me llamó la atención que estuvieran todos ocupados, no era ni fin de semana.

Tuve que estacionar afuera y me cobraron por hacerlo’, cuenta. ‘Nadie puede lucrar ni menos tener un sistema de arriendo de los estacionamientos de visita, puede ser que las platas se estén desviando’, dice Jorge Wilson, presidente de la plataforma condominios.cl. ‘Carece de lógica pensar que estos movimientos podrían estar detallados en los gastos comunes, es como transparentar un robo’, enfatiza.

La mayoría no cuenta. El abogado Carlos Baeza, del estudio Carlos Baeza & Cia Abogados, pone énfasis en la ilegalidad de este tipo de prácticas. ‘La prohibición de arrendar los estacionamientos de visita es una norma estrecha, nunca se pueden arrendar. Ni por horas, por noches, por días, por semanas ni años. Tampoco se pueden arrendar si la comunidad, por mayoría, lo autoriza’, sentencia el abogado. La facultad que tiene la asamblea no puede ir nunca en contra de la ley ni su reglamento.

‘La administración del condominio y las materias de las que son competentes las sesiones extraordinarias que realizan, nunca pueden pasar por sobre las normas expresas que establece la ley. En este caso, el reglamento establece la prohibición absoluta del arrendamiento de los estacionamientos de visita’, agrega Baeza. Wilson explica que la prohibición de cambiar el uso de los estacionamientos de visita también está dada por las exigencias que la inmobiliaria debió cumplir para poder obtener el permiso de edificación.

‘Dentro de los requisitos, hay una cantidad mínima de estacionamientos de visita que debe tener el condominio. Esto tiene que ver con la cantidad de posibles usuarios. Se calcula según la altura, la cantidad de departamentos y las normativas del plano regulador (de la comuna). La cantidad no es al azar ni en todos los edificios existe la misma cantidad. Nadie puede arrendarlos’, comenta Wilson. ‘El arriendo de este tipo de estacionamientos es un hecho gravísimo pues la administración hace uso, en su propio beneficio, de bienes comunes. La comunidad debiera considerar un cambio de administración’, recomienda Anastasia Diamantidis, de la empresa Administración Eficiente.

APolicía Local. ‘Cualquier persona puede denunciar’, dice el abogado Baeza. Catalina podría perfectamente denunciar la situación que vivió en el edificio de Santiago Centro. ‘La ley establece que quien sea que vaya de visita a un edificio y pide un estacionamiento y el conserje dice que están arrendados, la persona que es visita podría poner la denuncia en el Juzgado de Policía Local informándole al juez’, enfatiza el abogado. ‘Esta mala práctica también se puede detectar si hay un mismo vehículo que a diario ocupa el estacionamiento de visita, por ello es importante llevar un registro de los vehículos estacionados.

También hay que limitar el tiempo máximo de permanencia’, agrega Diamantidis. Lo importante es denunciar, aunque deberá probarlo. ‘El juez de Policía Local tiene la ventaja de que puede analizar las pruebas de acuerdo a su criterio y tiene más facultades para valorarlas. El juez se puede valer de cualquier cosa para probar que en un edificio se arriendan estacionamientos. Eso significa la declaración del propio denunciante, de uno o dos testigos, las contradicciones o respuestas evasivas del administrador, cualquier cosa le puede servir al juez para tener por probado el hecho’, explica Baeza.

Comentarios

Powered by Facebook Comments