Posibilidad de que dos obras inauguradas recientemente en el Nudo Kennedy-Américo Vespucio deban ser demolidas

A diferencia de la concesionaria que desarrollará la autopista subterránea, el ministerio dijo que se deberán realizar ‘ajustes menores’ en el enlace y que no habría un atraso significativo.

El gobierno reaccionó al revuelo que generó el artículo de Diario Financiero en torno a la posibilidad de que dos obras inauguradas recientemente en el Nudo Kennedy-Américo Vespucio deban ser demolidas y reconstruidas, para el desarrollo de la Autopista Vespucio Oriente (AVO).

El consorcio que desarrolla la autopista, que unirá Huechuraba con Príncipe de Gales de manera subterránea, sostiene que dos túneles de conexión entre las Av. Kennedy y Vespucio fueron desarrollados con especificaciones que no permiten la construcción de AVO por debajo del nudo.

Dado esto, la sociedad (en la que participan OHL y Sacyr) recurrió en contra del Ministerio de Obras Públicas ante el Panel Técnico de Concesiones, órgano encargado de resolver este tipo de conflictos aunque su dictamen no es vinculante, con lo que cualquiera de las dos partes puede recurrir posteriormente a tribunales.

‘Nos encontramos analizando los antecedentes y tenemos plazo hasta fines de junio para presentar nuestras observaciones ante el panel, ente técnico encargado de buscar solución a las discrepancias que puedan generarse en los distintos proyectos concesionados’, dijo en una declaración pública Hugo Vera, coordinador de Concesiones, repartición que depende del Ministerio de Obras Públicas (MOP).

La autoridad precisó que la discrepancia ‘obedece a distintas interpretaciones’ de una obra como Américo Vespucio Oriente. ‘No cabe duda que va a tener interferencias con obras existentes, ya sean de mucha antigüedad o de reciente construcción. Nosotros creemos que son ajustes menores que hay que implementar y que con una adecuada metodología constructiva puede ser solucionado’, sostuvo Hugo Vera.

Según AVO, los dos túneles rampa cuestionados se construyeron en una de sus paredes con pilotes más cortos. Para la concesionaria de Vespucio Oriente, esas estructuras debiesen haber sido más largas pues serían utilizadas para la construcción de la autopista subterránea.

‘Esto lo planteó la sociedad concesionaria y nosotros creemos que sí hay métodos para resolver lo que no va de la mano con hacer una modificación del proyecto’, dijo el coordinador de Concesiones.

Y añadió: ‘En toda obra de gran envergadura hay ajustes y hay interpretaciones que hay que solucionar (…). No creemos que produzca un atraso significativo en el desarrollo de la obra’.

El cuestionado proyecto fueron parte del Programa Santiago Centro Oriente, que consideró desembolsos por US$ 500 millones, e incluyó el túnel de Kennedy y varios ramales para unir esta avenida con A. Vespucio. El plan fue desarrollado por Costanera Norte, que a su vez mandató su ejecución a Sacyr.

‘El MOP no realizó el seguimiento apropiado a las obras de SCO (Programa Santiago Centro Oriente) para hacer valer la compatibilidad de ambos proyectos’, dijo AVO en su presentación al Panel Técnico de Concesiones, donde solicitó una compensación de $ 8.570 millones para demoler las obras cuestionadas y construir las nuevas con pilotes más largos, así como los estudios adicionales que se deberán realizar.

‘(AVO) Es una obra que está recién comenzando su construcción, pero que va a ser sumamente importante para el tráfico de la ciudad’, dijo el titular del MOP, Juan Andrés Fontaine.

Fuente: Diario Financiero

Comentarios

Powered by Facebook Comments