El Favorable escenario para invertir

La conveniencia de adquirir una vivienda se sustenta en atractivas ofertas de los proyectos, como aquellos que disponen de últimas unidades a la venta, y en convenientes condiciones crediticias para financiar esta inversión.

 

Para comprar, los expertos aconsejan incrementar el pie para reducir la deuda y evitar riesgos si es que se busca arrendar el inmueble.

 

Definitivamente, la respuesta es sí, ante la pregunta de si es o no conveniente comprar hoy una vivienda.

 

Es que las condiciones que ofrece el mercado inmobiliario y las favorables tasas de interés para contratar un crédito hipotecario respaldan esta importante inversión.

 

“Si, hoy es un buen momento para comprar una vivienda, ya que los bancos tienen bajas tasas y las inmobiliarias buenas ofertas”, afirma Sergio Arcos, gerente general de Reistock, empresa de asesoría en inversión inmobiliaria.

 

Además, el asesor inmobiliario recuerda que dado que aproximadamente en un año comenzará a regir la ley de mitigación urbana (Ley de Aportes al Espacio Público), lo más probable es que este cambio normativo aumente el valor de los inmuebles.

 

“En el mercado vienen también buenas ofertas en proyectos que se concreten antes de la puesta en marcha, es decir, vendrán ventas en blanco y verde muy atractivas, es importante estar alerta a los nuevos lanzamientos”, señala el ejecutivo de Reistock.

 

Hipotecarios Si bien la sostenida baja con que vienen desde 2017 las tasas de interés para créditos hipotecarios se mantendrá sin mayores diferencias durante este año, Sergio Arcos recuerda las mayores restricciones de la banca para ser sujetos de crédito.

 

Una, en particular, que puede dificultar el acceso es el incremento en el porcentaje del pie.

 

“Hay varios riesgos que deben tenerse en cuenta, como el tener claridad que al momento de pagar el pie se está pidiendo 20% y no un 10% como antes, por lo que en algunos casos, desistir de la compra, luego de haber firmado una promesa de compra-venta, es causal que muchas veces castiguen esa no compra con el porcentaje que uno pagó”, señala Arcos.

 

Además, el experto advierte que comprar un inmueble para destinarlo al arriendo requiere de información sobre este mercado y asesoría.

 

“Es importante saber las comunas y tipos de departamentos o casas que demandan más arriendo, para así prevenir una vacancia reiterada del inmueble y no tener con qué pagar el dividendo”.

 

Otro aspecto importante relacionado con el hipotecario es, en lo posible, incrementar el monto del pie por sobre el 20% que están solicitando los bancos.

 

Así, se puede reducir el valor del dividendo y los años en que se pacta el hipotecario.

 

“Si, de todas maneras, mientras mayor pie ahorrado se tenga es mejor para asegurar que se otorgue el crédito y además poder tener una cuota menor, o menor tiempo de pago”, dice Sergio Arcos.

 

Para aquellos que evalúan adquirir un hipotecario a largo plazo, Arcos advierte lo riesgoso que pueden resultar los créditos con tasas variables, “ya que el dividendo se puede incrementar sostenidamente y sin previo aviso en el tiempo, por ende, siempre es recomendable cerrar un crédito con tasa fija y luego ver opciones de refinanciamiento en caso de existir mejores ofertas en el mercado”, propone el ejecutivo de Reistock.

 

Fuente: La Tercera

Comentarios

Powered by Facebook Comments