“Ley de Mitigaciones Urbanas el nuevo boom inmobiliario” en Revista Valora

¿Qué es la ley de mitigaciones urbanas y cuál puede ser su efecto en el mercado inmobiliario? Para entenderlo, en abril pasado se publicó el reglamento de la Ley de Aportes al Espacio Público, pendiente desde que la normativa se promulgase en octubre del 2016.

 

Con ese hito, comenzó una cuenta regresiva de 18 meses, para que luego comiencen a aplicarse las nuevas obligaciones relacionadas con mitigaciones de proyectos inmobiliarios.

 

El mercado así espera una potencia de ventas similar a la ocurrida el 2015, cuando se habló del impuesto a las nuevas viviendas, causando el posterior boom inmobiliario, donde se presentaron peaks de ventas que no se ven hasta hoy.

 

¿Qué dice la Ley?

 

El objetivo de la ley de Mitigaciones Urbanas (N° 20.958) es solucionar impactos perjudiciales al espacio público que generan los proyectos inmobiliarios. Actualmente solo un 5% de las iniciativas mitigan sus externalidades en materia vial.

 

Pero existen voces que acusan que las grandes inversiones se fragmentan para sortear ese sistema, ya que solo los planes de más de 250 estacionamientos, en el caso de ser residenciales, deben mitigar.

 

Luego de la nueva Ley de Mitigaciones Urbanas, se espera que las propiedades suban en promedio un 6%, lo que sumado a las positivas proyecciones económicas que auspiciaban un 10% de crecimiento histórico del mercado inmobiliario, ahora llega esta noticia que superaría esa proyección.

 

Para Sergio Arcos Peña, Socio Fundador de Reistock.com, empresa de asesorías inmobiliarias, este fenómeno se verá traducido en “un alza en ventas, en proyectos e interés por paños cercanos a próximos meteros o sectores que hoy son industriales y que se ven con potencial inmobiliario”.

 

 

Añade que “Lo cierto es que hoy los desarrolladores tendrán dos alternativas, mitigar obras, es decir, generar acciones en medidas de gestión de tránsito, o podrán realizar aportes al espacio público, en la cual, en caso de ser obra de terrenos urbanizados, podría traducirse en la entrega de hasta el 44% del avalúo fiscal del terreno. El objetivo a futuro será que esos fondos al menos se inviertan en un 70% en un proyecto de movilidad comunal”.

 

Para Francisco Traverso, valuation manager de la firma de servicios inmobiliarios CBRE, las iniciativas tendrán que aportar a través de cesión directa de terreno, dinero u obras de infraestructura que estén dentro del plan de inversión municipal.

 

Añade que la contribución aumenta a mayor densidad de ocupación de la obra, pudiendo llegar a un máximo del 44% de la superficie total del sitio, o en el caso de aportes en dineros, hasta 44% del avalúo fiscal de la propiedad.

¿Cuánto aumentarán los precios?

 

Transcurridos los 18 meses de “gracia”, los proyectos residenciales verán incrementados sus costos solo por las nuevas exigencias de la ley.

 

Vicente Domínguez, director ejecutivo de la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios, cree que las nuevas contribuciones implicarían alzas en los precios entre un 4% a 6%, mientras que Pablo Muxica, gerente general de inmobiliaria Fortaleza, proyecta un aumento de los precios de entre un 5% y un 10%”.

 

Fuente: Revista Valora

Comentarios

Powered by Facebook Comments