“Inmobiliaria Manquehue entra al mercado de departamentos”

Cerca del 80% de las viviendas que se comercializan en la Región Metropolitana corresponden a departamentos y el resto, a casas.

 

La creciente demanda de las personas por vivir en lugares céntricos y con buenos servicios ha llevado a los desarrolladores inmobiliarios a poner sus fichas en el mercado de las viviendas en altura, que son las que se pueden construir en un escenario de escasez de terrenos bien ubicados en la capital.

 

Inmobiliaria Manquehue -controlada por la familia Rabat y reconocida como desarrolladora de casas de alto estándar- no escapa a esa tendencia. Si bien en sus registros ya muestra algunas incursiones en el mercado de los departamentos de alto valor, ahora decidió apostar con fuerza en este segmento, tal como lo había anticipado hace algún tiempo. Pero esta vez lo hará en comunas más céntricas de Santiago, al interior del anillo Américo Vespucio, y con precios para segmentos medios.

 

En este contexto, en 2017 adquirió dos terrenos en Ñuñoa con una inversión de $6.189 millones. Tras eso, anunció que concretará su primer proyecto en esa comuna, donde ya está presente gran número de inmobiliarias.

 

El primer paso en Ñuñoa lo dará con una inversión de US$ 15 millones para la construcción de un edificio de departamentos al que bautizó “Teniente Montt #1980”, ubicado en la zona residencial de la avenida Sucre. Es un edificio de baja altura, de siete pisos, con 59 unidades de uno a tres dormitorios, y superficies de 42 a 97 metros cuadrados, principalmente orientados a jóvenes profesionales, comentaron desde la empresa.

 

El desarrollo posee acceso peatonal por la calle Teniente Montt y vehicular por la avenida Antonio Varas. Los valores de los departamentos fluctúan entre las 3.750 y 8.900 UF, y cada vivienda dispone de bodega y estacionamiento.

 

El gerente comercial de Inmobiliaria Manquehue, Juan Enrique Nestler, comentó que la iniciativa responde a la demanda creciente de un segmento para el cual es clave vivir cerca de su lugar de trabajo o bien conectado a través del metro, y que “quiere disfrutar la vida de barrio”.

 

Jan Verbeken, gerente inmobiliario de la compañía, señaló que “este lanzamiento es emblemático para la inmobiliaria, porque representa nuestro ingreso a la edificación en altura en segmentos medios, donde queremos intensificar nuestra oferta”. Añadió que “además responde a un proceso clave de expansión que se está llevando a cabo, y con el que pretendemos capitalizar el know how y la relevante participación en el mercado de casas”.

 

Verbeken sostuvo que “estamos recorriendo disciplinadamente un camino trazado, desarrollando nuestros proyectos con innovación y proyectándonos a largo plazo, tal como nos hemos caracterizado por más de 35 años, con una trayectoria que nos avala como una de las inmobiliarias con mayor tradición histórica en el desarrollo residencial a nivel nacional”.

 

La compañía cuenta con recursos frescos para financiar proyectos, luego de vender a MetLife la semana pasada su edificio corporativo en avenida Santa María 6350, Vitacura, en unos US$ 15 millones, quedándole una utilidad antes de impuestos de cerca de US$ 8,8 millones.

 

Los proyectos previos de departamentos que ha impulsado la empresa están en Santa María de Manquehue (Vitacura), Piedra Roja (Chicureo) y actualmente está comercializando Parque Nogales en Los Trapenses, junto a Moller y Pérez-Cotapos.

 

Fuente: El Mercurio

Comentarios

Powered by Facebook Comments