“Beneficio para el sector inmobiliario por tren Santiago-Valparaíso” en El Diario Financiero

En un nuevo intento por conectar Santiago y Valparaíso por medio de una vía férrea, a principios de año el consorcio internacional chino-chileno TVS presentó a las autoridades un proyecto de tren de alta velocidad que busca conectar ambas zonas en solo 45 minutos, con una inversión de unos US$ 1.600 millones.

 

Y aunque aún la iniciativa sigue en el papel, los expertos ya sacan cálculos de los efectos que podría traer sobre el precio de los terrenos y de las viviendas.

 

Según un análisis de Arenas & Cayo, a nivel de terrenos, dado que la faja de tendido a utilizarse ya es de uso exclusivo, los mayores efectos de incremento de precios estarán en las comunas de María Pinto y Casablanca, los que en zona urbana se encuentran en torno a los 2,5 UF/m2 y 2,7 UF/m2, respectivamente.

 

Esta situación ‘podría empujar los valores de terreno en zonas urbanas en 5% a 10% anual por sobre la tendencia cuando esté en fase de trazado y construcción’, aseguran.

 

En el mercado de vivienda, si bien el estudio da cuenta que se dio un énfasis en la tipología de departamentos por presentarse con fuerza en todas las comunas donde el tren tendría estación -Valparaíso, Viña del Mar, Casablanca y Santiago-, plantean que las comunas más beneficiadas serán las de las tres de la quinta región.

 

‘Se vislumbra un repunte de Valparaíso y Viña del Mar, ya que conjugan las ventajas de ser comunas dormitorio y de segunda vivienda donde se pueden esperar rentabilidades de 2% a 3% por sobre los niveles actuales en departamentos’, explican en la consultora.

 

Donde se verá de mejor manera el efecto será en Casablanca, dado el potencial inmobiliario que se podrá desencadenar.

 

¿La razón? La iniciativa permitirá explotar todo el potencial de viviendas en esa comuna -por ejemplo, las con subsidio- y como punto de conexión con el litoral sur de la quinta región.

 

‘Se abre especialmente en departamentos y viviendas urbanas toda la gama de arriendos y ventas sobre las UF 2.500, además del mercado de parcelas de agrado que pasarían de ser segundas viviendas a primeras, gracias al acortamiento de distancias’, explican.

 

Respecto a las dos estaciones que se prevén en la Región Metropolitana, los efectos en vivienda no serán significativos dado que estarán en zonas como Maipú y Estación Central, que ya cuentan con buenos niveles de conectividad.

 

Pese a todo, se prevé un desarrollo de comercio y equipamiento de paso como servicios profesionales y médicos, así como comercio detallista de menor escala.

 

Fuente: El Diario Financiero

Comentarios

Powered by Facebook Comments