La realidad virtual ofrece distintos beneficios, desde médicos hasta de entretención. Pero ahora extiende sus posibilidades para permitir “visitar” propiedades a través de un lente. La idea es que los clientes puedan observar distintos departamentos o casas, sin necesidad de trasladarse.

Juan Sebastián Morales, socio fundador y director de operaciones de Reistock explica que en su compañía esta tecnología se usa para “mostrar los diferentes proyectos que tenemos en distintas comunas, a través de lentes de Realidad Virtual, que permiten a los inversionistas tener una experiencia real del piloto que desean comprar y comparar las distintas tipologías de varias inmobiliarias para escoger la que más le convenga y guste”.

Morales añade que gracias a esta tecnología no sólo se pueden observar las propiedades piloto, sino que también se puede, por ejemplo, “visualizar casi de manera real como se pueden decorar o imprimir el sello personal de su inversión”. Todo eso en una sola cita y sin moverse del escritorio.

Uno de los principales beneficios de utilizar la realidad virtual para “vitrinear” es ahorrar tiempo. “Ya no tienen que perder horas, días o hasta semanas recorriendo proyecto tras proyecto. Ya que esta tecnología los acerca a las comunas y proyectos que son de su preferencia”, asegura Morales.

Es más, opina que en el futuro ésta será la forma de comprar. Además, relata que la recepción de los clientes ha sido positiva, pues estos lentes permiten pasearse por la cocina, el living, los dormitorios, girar la cabeza y sentirse dentro del piloto.

Esta nueva forma de cotizar propiedades ya existe en la IV y V región y para el segundo semestre se espera que se sumen otras más.

 

Fuente: La Estrella

Comentarios

comentarios