Continúa el escenario favorable para la compra inmobiliaria

Bajas tasas de interés.
Expertos del sector señalan que si bien los créditos hipotecarios están más restrictivos, aún existen varias condiciones positivas para invertir o comprar una vivienda.

Quienes piensan en adquirir una segunda vivienda, por ejemplo en la Costa de Montemar en Concón, deben saber que todavía existe un escenario favorable para dicha gestión y disfrutar del sueño de un departamento con vista al mar.

Juan Sebastián Morales, socio fundador y director de Operaciones de Reistock.com, asesores en inversiones inmobiliarias, opina que, “siempre es un buen momento para invertir, pero hoy, dadas las condiciones crediticias que están otorgando los bancos en relación a las tasas de interés, no puede ser mejor.

Nos encontramos con tasas históricamente bajas, lo que indica que el valor del dinero para créditos a largo plazo está muy conveniente. Eso si, debemos considerar que los montos que financian los bancos no son los de antes, esto dado que ya desde 2015 vienen cambiando las políticas de riesgo ligadas a normas más estrictas de provisiones bancarias, lo que se traduce en créditos que no financian más del 80% del valor de la propiedad y solo en casos particulares hasta el 90%”.

En tanto, Loreto Muhle-Wiehoff, asesora de Marketing Inmobiliario, expresa que “si bien los bancos están restrictivos en el otorgamiento de los créditos hipotecarios, las tasas actuales son atractivas y con una pequeña tendencia a la baja”. Agrega que estas restricciones originadas por la economía del país han dificultado la compra, ya que aumentó el pie del 10% al 20%, barrera de entrada importante para los potenciales clientes. “Aunque para clientes con mayor poder adquisitivo y finanzas más sanas, se siguen entregando créditos del 90%. Esta situación, en conjunto con el alza de precios por escasez de terrenos, ha detonado en un aumento de arriendos. Si bien hace algunos días los medios han comunicado que los bancos tienen condiciones más permisivas en los créditos hipotecarios, nuestra experiencia con nuestros clientes, como agencia en Marketing Inmobiliario, es que la alta restricción no ha bajado, sino lo contrario, motivo por el cual los ganchos comerciales se están enfocando en bajar la barrera de entrada del pie, con ofertas tales como ‘le regalamos el pie’, ‘pague hasta en 24 cuotas el pie’, le otorgamos un bono de x% del pie’, etcétera.

Respecto de cuál es la mejor manera de financiar hoy una segunda vivienda, Morales dice que “totalmente con crédito hipotecario, idealmente con tasa fija aprovechando que están bajas, y a la mayor cantidad de años posible”.

Consultados acerca de si todavía queda oferta inmobiliaria que se puede adquirir exenta de IVA, los  especialistas responden que sí. “Hay oferta sin IVA en el valor, ya que existen unidades que se recepcionaron durante 2015 y se están vendiendo como entrega inmediata aún hoy. Por otra parte, se debe entender que el estar afecto o excepto no se traduce en un extra precio, porque el impuesto ya está incluido en el valor que paga el cliente”.

Muhle- Wiehoff declara que “aún hay un stock de propiedades sin IVA, lo que hace de este escenario un buen momento para comprar, aunque siempre es recomendable evaluar otros factores como la capacidad de pago que se tiene, antes de tomar un crédito hipotecario que significa un compromiso a largo plazo”.

¿Cómo están comprando?

Consultamos a tres empresas inmobiliarias cómo están comprando sus clientes en la Costa de Montemar.

María José Gallego, gerente comercial de VDA Inversiones, comenta que “logran mayoría aprovecha hoy la etapa de venta en blanco o en verde donde encuentran precios preferenciales y pueden pagar el pie en 24 cuotas. Para los que compran con crédito bancario, si bien existe un aumento generalizado de la exigencia en el financiamiento, donde el banco financia solo el 80%, las tasas a las que se puede optar son más bajas, lo que impulsa a los compradores a tomar la decisión de compra”.

Jaime Eyzaguirre, gerente de Inmobiliaria Bravo Izquierdo, informa que “durante el último año hemos recibido un 80% de clientes que pagan con finaciamiento  bancario y un 20% con pago al contado. Esto ha cambiado respecto de años anteriores, en donde el pago al contado era mucho más frecuente. Hoy día, tanto los inversionistas como los usuarios finales están aprovechando las bajas tasas de interés, lo que les permite apalancarse a una tasa históricamente conveniente”.

Sebastián Espinoza, gerente general de Absalon, relata que “en caso de Amira, nuestros clientes que han optado por el financiamiento bancario, en general buscan el mayor financiamiento posible. También es interesante poder destacar que en ese proyecto tenemos un porcentaje no menor de clientes que han optado por pago al contado. Sin embargo, conscientes de la dificultad que puede significar obtener los recursos de forma inmediata para el pago de un pie, en todos nuestros proyectos de la Costa de Montemar tenemos la alternativa de pagarlo con tarjeta de crédito en cuotas y precio contado”.

Fuente Diario El Mercurio

Comentarios

Powered by Facebook Comments

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest