¿Auge inmobiliario con nuevas líneas del metro?

La idea tradicional que ha acompañado cada anuncio de construcción o extensión de las líneas del Metro ha ido acompañado de un notorio impacto en el desarrollo inmobiliario de los barrios y calles asociadas a estas vías. Se hablaba de beneficios en el comercio, educación, salud, seguridad y también un aumento de la plusvalía de las propiedades cercanas.

Sin embargo, la construcción de las futuras líneas 3 y 6 de Metro se encuentra lejos de generar un “boom” del mercado de las propiedades aledañas, cree el gerente general de Tren Inmobiliario, Eduardo Risso. A su juicio, existen una serie de “condicionamientos” por parte de la autoridad para el desarrollo de los proyectos. Específicamente se refiere al congelamiento de los planos reguladores en varias comunas por donde pasarán los nuevos trazados del subterráneo.

“Recordemos que debido a que la Intendencia Metropolitana ofició a la Seremi de Vivienda, las direcciones de Obras Municipales han reinterpretado las normas, por lo tanto hoy hay incertidumbre en el mercado”, indica sobre comunas como Independencia, Recoleta, Estación Central, Providencia o San Miguel. Solo en las zonas de Estación Central e Independencia, hay más de 75 proyectos en espera para su realización, asegura.

Según Risso, exigencias de la autoridad como aumentar el número de estacionamientos por edificio o poner restricciones en términos de altura, han condicionado el desarrollo de proyectos. “Esto porque se ha traducido en que los costos de construcción se eleven de forma importante y, en definitiva, deja de ser rentable el negocio en algunas zonas. Por ejemplo, si antes se podrían construir 20 pisos y ahora se pueden construir 12, entonces un terreno que costaba 20 UF el metro cuadrado para hacer un proyecto de 20 pisos está perfecto. Sin embargo, para un proyecto de 10 pisos, está carísimo”, ejemplifica.

Dado este escenario, a juicio de Risso, en el mundo inmobiliario reina la incertidumbre, y a esto se suma además el contexto electoral de los comicios municipales de octubre. “Por ejemplo, una constructora tenía un terreno visto súper bueno, los números daban, a los propietarios de los terrenos les iban a pagar buena plata, pero resulta que la municipalidad ahora dice que la altura de construcción es menor. Las constructoras no saben si adquiriendo un terreno luego podrán tener aprobado el anteproyecto y concretar el negocio. Y como estamos en periodo de elecciones, ahora todos tratan de hacerse los lindos”, grafica el gerente general de Tren Inmobiliario.
“En bienes raíces hay un dicho que dice location, location, location, lo fundamental es la buena ubicación. El precio tiene que estar acorde al costo del terreno y de la inversión. Si está bien ubicado y el valor del terreno es razonable, el negocio va. Pero si hay este tipo de complicaciones, no hay negocio. Así, las inmobiliarias privilegian irse para otros lados, para otras comunas”, agrega.
La futura Línea 6 del Metro contará con 10 estaciones, beneficiando a las comunas de Cerrillos, Pedro Aguirre Cerda, San Miguel, San Joaquín, Ñuñoa, Santiago y Providencia. Su puesta en servicio se estima para el segundo semestre de 2017. En tanto, la futura Línea 3 tendrá 21 estaciones que conectarán a los habitantes de Quilicura, Huechuraba, Conchalí, Independencia, Santiago, Ñuñoa y La Reina. Estaría en marcha en 2018.

 

Fuente: Lanacion

Comentarios

Powered by Facebook Comments

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest